Los Santos Inocentes: Análisis, personajes, la película y más

Los santos inocentes es una obra del escritor Miguel Delibes que se llegó a publicar en el año 1981, su ambientación es en la década de los 60, en donde se hace una denuncia en contra del latifundio y de la injusticia social, así que no dejes de leer este articulo para que puedas conocerla a profundidad, ya que está considerada como una de las 100 mejores novelas en idioma español de todo el siglo XX.

los santos inocentes

Análisis de Los Santos Inocentes

Esta novela tiene una composición de seis capítulos, que el autor prefirió llamar libros, cada uno de ellos tiene una independencia de argumento, es decir que no está relacionados directamente, ya que funcionan como unidades autónomas, que al ser leídas por separado pueden ser entendidas, pero que cuando se leen todas llegan a complementarse en su totalidad.

Es una novela que tiene el esquema tradicional, un planteamiento, un nudo y un desenlace. Los tres primeros libros (Azarías, Paco el bajo y La Milana) representan el argumento de la humildad, los cuales se pueden analizar desde dos perspectivas:

  • Lo social: en donde se da un realce a la miseria que tienen todas las personas oprimidas en el latifundio, las cuales solo han sido enseñadas para quedar como subnormales y pobres y por esa razón han aceptado la sumisión.
  • Lo Existencial: se da supremacía a la hombría, pero que preside la manera de comportarse a los oprimidos, los cuales buscan calor humano, ayudar a sus hijos, pero que ven que sus intentos fracasan y terminan frustrándose.

El tercer libro merece un análisis aparte ya que el mismo es el que da coherencia a los dos primeros libros, ya que logra ajustar a los personajes, los temas y el espacio de la obra. La estructura externa de la obra se hace a través de episodios que van hacia un trágico final y en su estructura interna se logra dar una orientación a los elementos indispensables que son el paisaje, el hombre y la pasión.

En el cuarto libro se presenta dos conceptos básicos de la vida que son el enfrentamiento que hay entre como se ve la vida de los que oprimen y de los oprimidos y la diferencia de la pasión, aquella referida a la casa y la otra la de la mujer. Los libros cinco y seis, la trama es más lineal y se narran los hechos específicos de la tragedia el accidente de Iván, la muerte de Milana y la muerte del señorito Iván.

El escritor quiso establece el perfil humano de cada uno de los personajes, en especial el de Azarías, que es en donde gira prácticamente el relato. La historia se sitúa en El Cortijo, un lugar lleno de matices en donde se establece una estructura social de tipo semifeudal, arcaica, la cual se vincula estrechamente con el ámbito y las vías de las personas del pueblo.

Este paisaje se ve distinto de acuerdo al personaje, bien sea un amo o un sirviente. En este pueblo se viven relaciones injustas en donde los más pobres o inocentes son los que tienen la peor parte. La obra presenta dos concepciones diferentes del mundo, la de los señoritos aquellos ricos que desprecian la naturaleza y por las demás personas, y la de los pobres que se integran en el medio donde viven y que son nobles en sus actitudes, todas ellas se unen a través de las pasiones que llevan a la muerte final.

los santos inocentes-3

Los personajes se destacan en dos grupos sociales los de la alta sociedad y los sometidos o sirvientes (pobres y campesinos), en la misma no se hace mención a una clase media como tal, pero si se reflejan en un segundo plano como personajes secundarios. Los personajes de la posición más elevada, están determinados por un carácter perfilado, algunos presentan el desprecio por todo aquello que no les de satisfacción y otros por su mentalidad franquista, la vanidad y el cinismo, que los hace prepotentes.

En estos personajes se reflejan los defectos más grandes, el desprecio, la arrogancia y la insensibilidad ante la desdicha de los demás, ostenta la hegemonía social y defienden su organización social y económica para mantenerse arriba y dejar a los de abajo incomunicados, para vivir solo de la caridad de los poderosos y ser los sirvientes sumisos de estos.

La novela hace un ataque al sistema latifundista que favorece las diferencias del modo de vivir entre los que son propietarios, los ricos, los señoritos que solo van a las fiestas o las cacerías, son los que viven en la ciudad, los que son amigos de los nobles y de aquellos que ocupan los altos cargos del régimen de Francisco Franco y que no se preocupan por sus sirvientes, que por lo general viven mal, están en la pobreza y no tienen acceso a una educación.

El mayor éxito de la novela es la conciencia que se establece sobre la propiedad de la tierra y también sobre los hombres. Por el contrario los inocentes o pobres tienen carencia de todo, no son dueños de tierras, no son dueños de las casas donde viven y tampoco pueden tener decisión sobre el futuro de sus hijos. Todos ellos están aferrados a una jerarquización de los de arriba y los de abajo, y estos últimos se resignan a ello. Aceptan que sus amos los traten por caridad, desarrollando en ellos una conciencia de vasallo.

Los Santos Inocentes es una obra magistral de Miguel Delibes, en donde la trama se sitúa en algún lugar de España que limita con Portugal (Salamanca, Cáceres, Badajoz), el pueblo se llama Cortijos. El narrador de libro es externo y omnisciente, que puede establecer juicios de valor y logra hacer una conexión con los personajes pobres viendo la vida desde su perspectiva.

El narrador tiene la misma singularidad de los personajes, además de usar un léxico típicamente español. El narrador unas la tercera persona para exponer la historia, contándola de una manera objetiva: juzga, valora, crítica y transmite como es el mundo en donde viven los explotadores y los explotados. Una novela que puede gustarte es La Tregua.

Personajes

La novela tiene dos tipos de personajes aquellos que se muestran puros e inocentes, los pobres, los que son íntegros y por el cual cada lector del libro puede tener simpatía y aquellos que reflejan a la gente rica y orgullosa que solo prefieren aparentar una vida de opulencia.

Azarías: es un hombre con pequeño problema mental que trabaja y actúa de una manera mecánica y por instinto. Su relación más especial es con la naturaleza, es un hombre que ha estado marginado por la sociedad, pero que demuestra una bondad por todos aquellos que se encuentran a su alrededor.

Es un hombre bastante mayor, su hermana se llama Régula. Trabajo en la casa del señor durante un tiempo pero este lo despide por su conducta extraña y porque no se asesaba. Representa al niño encerrado en el cuerpo de un hombre, siempre usa la misma ropa la cual ya está sucia.

Paco el Bajo: es uno de los sirvientes del Cortijo, es una persona sumisa, pero también sabe mucho y es ingenioso. Se destaca por ser un hombre respetuoso, de origen humilde y generoso. Pero cuando esta con el Señorito Iván su actitud es totalmente diferente. cuando comienza la novela es el Guarda Mayor del latifundio, pero al pasar el tiempo se convierte en el secretario del Señorito Iván, sabe buscar muy bien las presas para la cacería, es obediente, servicial y acepta todas las órdenes que le dan sin quejarse, está casado con Régula, es el cuñado de Azarías.

El Señorito Iván: es un joven vanidoso, de mucha autoridad, al que le gusta insultar a las personas y que desprecia a aquellos que no son como él. No siente ningún aprecio por las personas que trabajan para él, y no los considera como individuos sino como una propiedad.

Régula: es la esposa de Paco, el Bajo, la hermana de Azarías, es una mujer de mucha fuerza, que quiere un mundo mejor para sus hijos y así estos puedan disfrutar de una mejor vida. Es una mujer obediente, atiende el lema de “ver, oír y callar”, ya que por su clase inferior no puede opinar en los temas que se vayan a discutir.

Charito, la Niña Chica: la hermana de Quirce y Nieves. Nació deforme y no puede valerse por sí misma, ya que no habla, lo único que emite son gritos como alaridos, los cuales cuando son oídos por otros hacen que sientan pavor. Tiene una relación especial con Azarías y a ellos es que la novela se refiere como santos Inocentes.

Quirce: hijo de Paco, el Bajo y de Régula, un joven callado pero que sabe cómo cazar, al igual que su padre. Sabe que la vida en el pueblo es difícil no solo para él sino para toda la familia, ya que sufre de humillaciones constantes. Fue ayudante del Señorito Iván en las cacerías cuando su padre se enfermó, pero como era de poco hablar Iván se quiso deshacer de él como ayudante.

Nieves: es la hermana de Quirce, hija de Paco y Régula, tiene 15 años, es muy callada y observadora, trabaja para la mujer de Pedro el Périto y desea hacer la comunión, pero la familia quiere convencerla de que no debe hacerlo porque no es propio de un criado, se siente de la misma manera que Quirce.

Iván: es el Señorito del Cortijo, aprecia a Paco pero solo porque sabe todo sobre las cacerías por eso lo nombra su secretario, Pura la mujer de Pedro se la pasa insinuándose y por eso se la pasa sufriendo, es bastante egoísta y no tiene sensatez, piensa solo en su bienestar y solo buscar mantener su honor social ante los demás.

Pedro, el Périto: pertenece a la clase media de Cortijo, está por encima de Paco pero por debajo del Señorito Iván. Por ese motivo es que no dice nada de como su esposa se insinúa al señorito Iván, es un hombre nervioso e inseguro, enamorado de su esposa aunque sabe que ella no lo ama, siempre termina llorando.

Pura: es la mujer de Pedro, el Périto, es una mujer joven, hermosa, y utiliza esa belleza para que el señorito Iván la note. Provoca a su marido con canciones y canturreos, ya que sabe que no siente nada por él.

Película

En 1984 se filmó una película basada en el libro Los Santos Inocentes de Miguel Delibes, esta fue dirigida por Mario Camus y tuvo como protagonistas a Alfredo Landa, Terele Pávez y Paco Rabal. Se hicieron las filmaciones en las ciudades de extramadura de Mérida, Zafra y Albuquerque. Se presentó en el Festival de Cine de Cannes ese mismo año y se ganó un premio por mención especial por el jurado y a los protagonistas masculinos le otorgaron el Ex Aequo por su interpretación.

Alfredo Landa hace el personaje de Paco y Terele  Pávez el de Régula, ellos son una familia de campesinos que tienen tres hijos, y que están trabajando en el Cortijo, soportando todo tipo de órdenes y humillaciones, sin quejarse. Cuando llega Azarías (Paco Rabal), que es el hermano con un poco de retraso mental de Régula se une a la familia para ayudar a su hermana, y vivir las mismas penurias por las que ellos están pasando.

La historia puso sobre el tapete los temas de la opresión que existía en esa época por personas que manejaban las tierras como un latifundio, el desprecio y la falta de atención hacia las personas que trabajaban allí, las humillaciones, la falta de educación a la que eran sometidas las personas del campo, la manera como se resignaban las personas pobreza aceptar sus vidas, y como era importante la cacería para las personas ricas.

Con una obra escrita por Delibes en donde se mostraba la incultura de la época y la pobreza a la que se veían obligados los campesinos que vivían cerca de la frontera con Portugal, fue una época vivida por el propio escritor. El título de la misma hace mención a la matanza de los santos inocentes, para él los inocentes son los sometidos y oprimidos, los cuales son castigados continuamente a vivir en la pobreza sin ser culpables de ser pobres y muestra la miseria humana de las personas ricas que se muestran indolentes ante este sufrimiento.

Cuando se escribieron los guiones de la película debieron hacer una reducción de los seis libros a cuatro, por lo que se debieron eliminar personajes y partes de la misma. El rodaje se inició en 1983, y se debió construir los escenarios en la finca del Zarrajón. Al escritor le gustó mucho la adaptación cinematográfica y estuvo conforme con la visión plasmada por el director y los guionistas. En la actualidad la película esta considerada como una de las obras más importantes del cine español. Otra novela que se llevo a película fue El Amor en los Tiempos del Cólera.

Frases

De la obra se puede tener numerosas frases que revelan la calidad de la misma y de cómo se establecían las relaciones entre la gente pobre y la clase rica latifundista de una época española que causa vergüenza, de ella te vamos a dejar algunas como las que están a continuación:

“… el Señorito Iván quería ganar la confianza de Quirce, llenarle de ánimo, pero el joven, si, no, puede, tal vez, estaba más lejano y ausente, y el señorito se iba cargando de malas energías que decidió terminar con la caza y cuando llego al amplio comedor de la Casa Grande, descargó su desahogo.”

“el ministro dijo que los jóvenes no saben que quieren, que en la bendición de paz que estaban disfrutando había resultado más fácil, una guerra les daba él, y tú dirás que jamás han vivido como se vive hoy día, que a ninguno le falta cinco duros en el pantalón, es lo mismo que yo pienso, que cuando tiene están orgullosos, que dirían que me hizo el hijo de Paco esta tarde”

“Muy sencillo, cuando termine el caserío le doy un billete de cien, veinte duros ¿no?, y el, deje no se preocupe, que no, te tomas unos tragos, hombre, y él gracias, le dije que no, pues no hubo forma ¿qué te parece?”

“y las personas se quedaron varios minutos atónitos, mientras el Ministro afirmaba y masticaba, no podía decir nada, y luego que tragó lo que comía, se pasó una delicada servilleta blanca por la boca y dijo: la crisis de autoridad está afectando a todos los niveles”. Te podemos recomendar la novela Los cachorros de Mario Vargas Llosa.

Resumen

El primer capítulo de esta obra trata sobre la vida de Azarías, él trabajaba como criado para el señorito Iván, es un hombre con deficiencia mental que se orinaba las manos para que estas supuestamente no se agrietaran, siempre usaba la misma ropa: pantalón de pana, bragueta si botones y sin zapatos. Cuidaba de un búho al que le daba comida con cariño, lo cobijaba y apreciaba. Le frotaba el entrecejo al búho y le decía “milana bonita” algo que hacía con aprecio y admiración.

Un día se encontró con el que búho estaba muerto, se apenó mucho  por la muerte y fue a decirle al señorito para que le diera permiso y llevar al búho al mago para ver si este lo podía reanimar. Este le pareció algo absurdo y se comenzó a reír en la cara de Azarías, para humillarlo. Así que lo tomó en su regazo y se fue donde la Niña Chica, su sobrina, luego fue hasta el pie de un árbol de alcornoque, abrió un hueco y lo enterró. Azarías acompañaba al señorito en las cacerías para recoger las aves que cazaban.

El segundo libro habla sobre Paco, el Bajo y su familia. Comenzaron a vivir en el Cortijo, servían a Pedro, el Perito, pero después se fueron a otra hacienda. Esta quedaba más lejos de la escuela. Cinco años después de haberse ido Pedro los llama para que le sirvieran nuevamente. Nieves la hija menor de Paco comenzó a ayudar en los quehaceres del cortijo. Ella en una cena les dijo que quería hacer la comunión.

El señorito Iván que estaba en esa cena, al escucharla, dijo que una persona como ella no podía hacer la comunión, ya que esta no estaba permitida para los sirvientes. En la mesa Pura, la mujer de Pedro comienza a insinuarse en repetidas ocasiones al señorito Iván al frente de su esposo, este se enfadó con ella y comienza a discutir en la noche hasta entrada la madrugada, pero ella en vez de recapacitar seguía en su empeño de insinuarse al señorito.

El tercer libro plantea el problema del despido de Azarías por el señorito. Régula se sorprende, e intentó hablar con él para que recapacitara y lo aceptara nuevamente, pero este alegó que la suciedad de Azarías y sus extrañas costumbre no podían permitirle aceptarlo. Sin más que hacer ella y Paco debieron hacerse cargo de él, y le dijeron que debía bañarse y hacer sus necesidades en el lugar adecuado y no en cualquier parte. Paco comenzó a llevarlo a la Sierra para que se desahogará.

Un día Rogelio el hijo de Paco, llegó a la casa con una grajilla lastimada y se la dio al tío Azarías para que la cuidara, este se alegró por ello y comenzó a darle cuidados para que sanara y después la comenzaría amaestrar. Le tomó mucho cariño y le decía igual como le decía a su búho “Milana bonita”.

El cuarto libro se ve la preocupación del señorito ya que Paco está envejeciendo, y ve que sus hijos no son igual que él. Habla con Crespo y recuerda como comenzó a cazar con Paco, viendo que era un buen ayudante y admiraba sus condiciones para buscar y recoger las aves de caza. Paco también le servía con mucho ánimo e inclusive se prestaba para hacer exhibiciones a los amigos del señorito los cuales se sorprendían por él.

En una de las cenas con sus amigos,  René el francés le dice que en su país la cultura era superior, Iván se sintió insultado, y le dijo a sus criados que escribieran en una servilleta su nombre, estos atónitos se comenzaron a ver uso a otros, y no quisieron defraudar al señorito, hicieron lo que este les pidió, pero no les quedo muy bien, pero Iván estaba conforme con el resultado y le dijo al francés que en España las clases más bajas también tenían acceso a la cultura.

En el quinto libro se refiere a la explotación de los criados por parte de los señores y la no preocupación de estos por su salud. Paco luego de tantos años al servicio del señorito estaba perdiendo sus facultades físicas, y así cuando estaba preparar un reclamo para las aves en un árbol, Paco terminó cayéndose y se fracturó una pierna. Debía guardar mucho reposo en cama, pero el señorito estaba preocupado ya que tenía una cacería.

Decide probar a Quirce el hijo de Paco, un joven muy callado, pero que tenía muchos conocimientos de la cacería como su padre. Pero este era demasiado áspero, y no lograba tener una conexión con el señorito, así que comenzó a buscar la manera de recuperar a Paco pero este todavía estaba convaleciente y le propone que tome a su cuñado Azarías.

El sexto libro y el final, salen de casa el señorito Iván y Azarías, pero este no estaba contento con él porque Azarías era muy inocente, y los ayudantes de los compañeros de cacería llagaban antes a tomar las aves muertas. Sin más opción que resignarse comenzó a practicar con Azarías. Un día luego de haber colocado los reclamos de aves, el señorito no llego a cazar ninguna.

El señorito Iván se enfureció y comenzó a disparar y cuando vio la grajilla de Azarías le dio un tiro y la mato, el pobre Azarías no pudo hacer nada, pero se enfureció tanto que en otra salida hizo una trampa mortal para el señorito, y cuando estaban montando el reclamo de aves este paso una cuerda por el cuello de Iván y comenzó a tirar de ella hasta dejarlo ahorcado en el árbol. Te recomendamos ampliamente la novela de Niebla de Miguel de Unamuno.

(Visited 12.948 times, 1 visits today)

Deja un comentario