El Conde de Montecristo: Análisis, personajes, argumento, frases y más

El Conde de Montecristo es una novela escrita por Alexandre Dumas y en la misma se narra la historia de un hombre que es injustamente encarcelado y de cómo este logra salir de la cárcel, cambiar de nombre y vengarse de todos aquellos que le hicieron daño en la vida, así que sigue leyendo el articulo para que conozcas todos los detalles de esta obra.

el conde de montecristo-1

El Conde de Montecristo

Su escritor fue Alexandre Dumas y Auguste Maquet, pero este no llego a figurar como uno de sus autores ya que Dumas le pago una gran cantidad de dinero para que cediera sus derechos sobre la misma.

Maquet siempre fue un colaborador en las novelas de Dumas, además le llego a escribir obras completas que luego Dumas reescribía posteriormente. Esta obra en particular es la que ha sido considerada como su mejor trabajo y está incluida en las listas de las mejores novelas de todos los tiempos.

Fue terminado en el año 1844 y se publicó por entregas en un total de 18 y se tardó dos años en completar su publicación. La historia transcurre entre Francia, Italia y algunas islas del Mediterráneo entre los años 1814 y 1838, que corresponden al periodo histórico de Los Cien Días del gobierno de Napoleón I y del reinado de Luis XVIII, Carlos X y de Felipe I en Francia.

Su principal tema de narración es la injusticia, la venganza, la piedad y el perdón, además la misma es una novela también de aventuras. La idea de esta novela, surgió de una historia real que conto un hombre de nombre Jacques Peuchet, este decía que había existido un zapatero de nombre Francois Picaud que había vivido en París en 1807.

Este se había comprometido con una mujer adinerada, pero cuatro supuestos amigos que tuvieron envidia de él, lo acusaron de ser un espía a favor de Inglaterra. Estuvo en la cárcel por siete años y estando en la prisión un compañero que ya estaba a punto de morir le dijo en donde se encontraba un tesoro escondido en la ciudad de Milán.

Picaud logra salir en libertad en 1814 y busco el tesoro y se regresó a París usando otro nombre, durante diez años busco y se vengó de cada uno de sus antiguos amigos. Si quieres conocer de otra novela te podemos sugerir El Perfume.

Argumento

Esta novela hace la descripción de un hombre con el nombre de El Conde de Montecristo, en el siglo XIX la mayoría de los escritores sentían un gusto por el romanticismo y por lo exótico. Alexandre Dumas era muy conocido por escribir durante sus viajes antes de comenzar a realizar una obra de ficción y en esta se refleja el talento para realizar grandes relatos sobre los lugares exóticos en su obra.

Comienza su narración en la ciudad de Marsella, la cual está situada al sur de Francia, posteriormente se dirige a Italia, en la obra se aborda los temas de los bandidos, las ejecuciones y el carnaval italiano.

Su argumento se establece en la venganza que quiere hacer un hombre por la injusticia que se ha cometido con él, de cómo perdió muchos años de su vida en la cárcel, de cómo el amor de su vida se casó con otro, y también de como este quiere establecer su venganza contra todos aquellos que lo llegaron a lastimar.

Cabe destacar que el Conde de Montecristo existió en la vida real y se llamaba Jean-Paul Bendit, era un noble francés que en el año 1789 compartía y defendía los principios que se establecían con la Revolución Francesa. Presto su colaboración para hacer la redacción de la Constitución de 1791, pero en el año 1792 se le acusa de Traición.

Cuando no logran conseguir pruebas de ello se deja en libertad. Posteriormente es asesinado por envenenamiento con ácido sulfúrico cuando se hizo una limpieza bucal. Otra sugerencia de novela que puede interesarte es El Niño con el Pijama de Rayas.

Personajes

Este libro tiene muchos personajes, pro te vamos a describir a los más importantes de acuerdo a la época y el entorno del personaje principal. Comenzaremos con los personajes que están cerca de Edmundo Dantés y sus amigos:

Edmundo Dantés: es el protagonista principal de la novela, este es traicionado por sus amigos, que lo desprestigian para así poder obtener más prestigio para ellos y también poder. Es enviado a un castillo que funciona como prisión el Castillo de If, en donde conoce a otro prisionero ya bastante viejo que al morir le dice en donde se encuentra una inmensa fortuna.

Este logra escapar del castillo cuando ocupa el lugar del compañero al morir y es lanzado al mar. Una vez que recupera la fortuna logra establecer una venganza en contra de todos sus enemigos disfrazándose y adquiriendo nuevas personalidades como la de El Maltés, El Conde de Montecristo, Simbad el Marino, El Comisionista principal de la Casa de Thompson y French, el abate Giaccomo Busoni, el Señor Zaccone y Lord Wilmore.

Abate Faria: es un sacerdote italiano que hace amistad con Edmundo Dantés cuando están prisioneros en el Castillo de If, este le enseña todo lo que sabe, cuando esta por morir este le revela el secreto de del tesoro de Cesare Espada, que está oculto en la Isla de Montecristo y le dice que debe encontrarlo.

Luigi Vampa: es un malvado bandido que trabaja en Roma y sus zonas más cercanas, es quien secuestra a Albert de Morcerf y después lo libera cuando el Conde de Montecristo llega hasta donde él se encuentra.

Haydeé: es la princesa de Janina, hija del sultán Alí Pachá. Su padre fue traicionado y asesinado por Fernando Mondego y Haydeé es vendida como si fuera una esclava cuando tenía trece años de edad y posteriormente es comprada por Edmundo Dantés.

Bertuccio: es el fiel mayordomo del Conde de Montecristo.

Alí: es un esclavo que es mudo ya que en una condena impuesta le cortaron la lengua, fue comprando por Dantés cuando ya es el Conde de Montecristo, y se encontraba en oriente. Para comprarlo soborno al sultán que ya lo había condenado a muerte. Es totalmente fiel al Conde.

Mario Bautista: es un criado del Conde en la ciudad de París, este lo contrata y se convierte en su tercer hombre de confianza.

Jacopo Manfredi: es un contrabandista de poca monta que ayuda a Dantés a que sobreviva luego de que este último se escapara de la prisión. Una vez que el Conde se da cuenta que su lealtad no tiene ningún interés en particular este como recompensa le da una nave con su tripulación para que el mismo la comande.

Fernando Mondego: también Conde de Morcef. Está completamente enamorado de Mercédès la prometida de Edmundo. Lo traiciona junto a Danglars cuando hace la conspiración en su contra y así poder casarse con ella.

Mercédès Herrera: era la prometida de Edmond Dantés cuando comienza la obra. Posteriormente es nombrada Condesa de Morcef, cuando su prometido desaparece y cree que ha muerto. Al casarse con Fernando tiene un hijo con este.

Alberto Mondego: es el Vizconde de Morcef. Es el hijo de Mercédès y Fernand Mondego. Es el mejor amigo de Franz dEpinay, y establece una gran amistad con el Conde de Montecristo cuando están en Roma.

Barón Danglars: al inicio de la obra está en el mismo barco de Dantés como contador. Quiere llegar a ser rico y poderoso, y cree que Dantés en la traba para conseguir lo que quiere. Cuando Dantés está en la prisión se convierte en Barón al casarse con la baronesa viuda del dueño del banco más grande de París Herminie de Nargonne.

Herminie Danglars: es la viuda del Barón de Nargonne, se casó en segundo matrimonio con Danglars, cuando estuvo en su primer matrimonio ella mantuvo un romance con Villefort con el cual tuvo un hijo bastardo de nombre Benedetto.

Eugénie Danglars: es la hija del Barón Danglars y de Madame Danglars. A ella le gusta la música y siente atracción física por las mujeres.  Estuvo cerca de casarse con Alberto de Morcef, pero después se le ve con Andrea Cavalcanti Benedetto.

Gérard de Villefort: era el procurador real en la provincia, y es quien emite el edicto para encarcelar a Edmond Dantés, con el objetivo de salvar a su padre y su cargo.

Héloïse de Villefort: es la segunda esposa del procurador del Rey, que luego al demostrar ser una persona sumamente egoísta envenena a toda la familia Villefort solo para que su hijo Édouared pueda ser el heredero de toda la fortuna de la familia.

Noirtier: es un antiguo soldado de Bonaparte que en la actualidad ha sufrido una apoplejía y se encuentra paralitico. Es cuidado por su hijo Villefort y una nieta de nombre Valentine y un sirviente de la familia de nombre Barrois.

Valentine de Villefort: es la hija de Villefort y de su primera esposa Renée de Saint- Merán. Está enamorada de Maximilien Morrel, pero ha sido dada en matrimonio al joven Franz d´Epinay.

Maximilien Morrel: es el hijo del patrón de Edmond, cuando este logra huir se convierte en el mejor amigo del Conde de Montecristo, para corresponder el favor este le ayuda a casarse con Valentine.

Franz d´Epinay: es un Barón y gran amigo de Albert de Morcef, él ha sido comprometido con Valentine de Villefort. Conoció en la gruta de Montecristo a Edmond antes de que este viajara a Roma para encontrar a su amigo el conde, luego se entera que su padre ha fallecido en un duelo con Noirtier de Villefort, al enterarse de esto rompe su compromiso con Valentine.

Benedetto: es un ladrón y asesino, nacido en una relación extramarital de Herminie Danglars cuando estaba casada con su primer esposo el Barón de Nargonne. Al ser hijo ilegitimo es criado por el cuñado de esta Bertuccio y su cuñada Assunta. Posteriormente regresa a París con el nombre de Andrea Cavalcanti.  También podría gustarte la novela de Juan Salvador Gaviota.

Análisis

Haciendo una análisis de esta obra se nota que hay cambios recurrentes de personalidad y de nombre, para poder llevar a cabo la venganza y obtener la justicia por su propia cuenta, también hay amor, política y una gran variedad de sucesos que hacen de la obra una gran aventura en donde siempre sale a relucir la muerte.

El personaje del Conde de Montecristo es quien más cambios de nombres sufre a lo largo de la narración, y cada uno de estos cambios implica mucha más profundidad dentro del personaje, al asumir una gran cantidad de nombres este debe asumir las cualidades y personalidades de cada uno de ellos. En su gama de personajes pasa a ser juez y verdugo, para luego convertirse en el ángel vengador.

A diferencia de Dantés, Villefort se cambia el nombre por razones netamente políticas ya que su apellido está asociado al partido de Napoleón Bonaparte y por tanto es muy despreciado. Además no quiere aceptar el título de Noirtier que llevaba su padre, y también porque de esta manera puede sacrificar sin piedad a todo aquel que este cerca siempre que pueda tener un beneficio personal solo al hacerlo.

Fernando Mondego también cambia su nombre a Conde de Morcef, pero solo para demostrar que ha tenido un ascenso de poder y prestigio, pero en la realidad este quiere aparentar que el apellido Morcef es antiguo cuando en realidad pago para que se lo dieran, demostrando que siempre será un hombre deshonesto.

Igualmente pasa con Mercedes que recibe el título de Condesa de Morcef, pero ella es una mujer muy bondadosa, y tener ese título no la hace cambiar su personalidad en lo absoluto. Debe asumir ese nombre solo porque su esposo lo ostenta. Únicamente el cambio de Benedetto a Andrea Cavalcani, el cual sume esa identidad falsa sin ningún motivo aparente.

En cuanto al análisis político, podemos ver que esta novela es también histórica, ya que se desarrollan eventos históricos reales, así que la política jugaba un rol de importancia en la obra sobre todo para poder catalogar que personajes son buenos y cuáles son los malvados.

La mayor parte de los participantes se encuentran dentro de los ideales del partido de Bonaparte, desde Morrel a Noirtier, los cuales abrazaron esta causa y luego Dantés quien defiende los ideales de los derechos individuales del hombre. Se defienden los ideales de igualdad social, pero también existe la contraparte aristocrática y opresora que no está de acuerdo con ellos.

El tema de la muerte es recurrente en toda la obra, muchos personajes se suicidan, se matan o son asesinados durante toda la novela. Se presenta el suicidio como una respuesta razonable para solventar cualquier situación o dificultad de algún personaje, y no como en las obras románticas donde el suicidio era la opción cuando una relación amorosa no podría prosperar.

Es muy frecuente que los personajes mencionen o intenten usar el suicidio, tienen una forma de actuar con arrogancia hacia este acto. Por eso es que Dantés en su papal del Conde convence a Maximilian de que no acabe con su vida, ya que en si solo es un poco de melodrama por el que pasan cada uno de los personajes de la obra.

Tema del libro El Conde de Montecristo

El libro tiene una gran variedad en temática la cual es rica pero a la vez compleja ya que demasiados personajes. Y aunque es una novela de ficción no deja de tener significado histórico. Los temas de lealtad, venganza y estar al servicio de Dios cobran relevancia.

Edmond Dantés siente una obsesión en encontrar la justicia, y a aquellos que le prestaron ayuda se convierte en su ángel guardián. Contra aquellos que le causaron daño solo quiere ser el vengador.

Todos aquellos que lo traicionaron deben enfrentar la justicia de alguna manera para que recuerden su traición hacia él. Pero cuando un inocente sale perjudicado con su venganza es cuando se da cuenta que solamente Dios puedes dar la justicia que cada quien se merece, y deja de buscar castigo para los enemigos que quedan vivos.

También se toma en cuenta la incipiente ciencia de derecho mercantil de tipo capitalista que se estaba generando en la época. Una nueva sugerencia es la de la novela Platero y Yo.

Frases

“Las heridas que causan la muerte tienen la particularidad que se pueden ocultar, pero estas no pueden cerrase, siempre duelen, están vivas y abiertas en el corazón”. Con esta frase el autor da a entender que las heridas corporales, son diferentes a las heridas del alma ya que estas últimas permanecen dentro del alma, ocultas y permanecen por más tiempo, se puede llegar a perdonar pero nunca se puede olvidar.

“Todo el tiempo habrá labios que dirán lo que el corazón no puede sentir”.

“Podemos creer, ya que es más fácil hacerlo que dudar, y también porque la fe es hermana de la esperanza y de la bondad”.

“Para cualquier mal, existen dos formas de curarlo: el tiempo y el silencio”. Esto quiere decir que el tiempo todo lo puede curar y que es mejor dejar en silencio el sufrimiento, antes de que este pueda ser visto por los demás.

“Lo más incauto que se tiene en la vida es ver el espectáculo de la muerte”. Ya que el ser humano puede aceptar todo menos la muerte ya que nunca se espera que ella llegue.

Película

Se han realizado tres producciones cinematográficas de esta novela, la primera de ellas fue filmada en el año 1941 en México. Sus actores fueron Arturo de Córdova, Mapy Cortés, Consuelo Frank, Julio Villarreal, Renée Cardona, Esperanza Baur, Domingo Soler, Gloria Marín.

Está considerada como una de las películas más emblemáticas del cine de oro mexicano, ya que tuvo una gran adaptación y un gran éxito en una buena parte del mundo, Arturo de Córdova como su protagonista principal se ganó la fama no solamente en México sino en toda Latinoamérica.

La segunda producción cinematográfica se realizó en 1975 y se filmó en colores, se considera que fue una maravillosa adaptación. La sinopsis de la película es la misma de la novela en donde Edmond Dantés es injustamente acusado y encarcelado de manera anónima por algunos de sus rivales.

Por lo que es llevado al castillo, en él se encuentra al Abad Faria, el cual le da las indicaciones de donde se encuentra el tesoro en la isla de Montecristo. Este buscara el tesoro y adquirirá una nueva identidad para buscar su venganza contra aquellos que lo traicionaron.

La tercera producción fue realizada en el año 2002 con el nombre de La Venganza de El Conde de Montecristo, la historia comienza en el año 1815 cuando Edmond está planeando su boda con Mercedes, pero un amigo suyo también la desea como esposa, y por esto lo acusa de estar involucrado en el intento de escapar del Emperador Bonaparte, lo que hace que el jefe de la policía Villefort encarcele a Edmond.

Edmond es condenado a una cadena perpetua en la prisión del castillo, este poco a poco pierde la fe en la vida y sobre todo en la justicia, hasta que conoce a otro prisionero el viejo Abbé Faria, con el que hace amistad, la historia es la misma de allí en adelante.

Miniserie

Como la novela tuvo bastante éxito durante muchísimos años, en 1998 se realizó una producción francesa en forma de serie, con una duración de seis horas en total. Se dividió en cuatro capítulos. La serie fue muy recomendada por la gran calidad de los actores, el guion y los rodajes en lugares de mucho interés en Francia, la mayor critica  de la serie es que no se adaptó bien a la historia de la novela y el final fue muy distinto al planteado en la misma.

Con el nombre de Le Comte de Monte Cristo se filmo en el año 1998 bajo la direccion de Josée Dayan, cada episodio duraba 100 minutos  su protagonista principal era Gérard Depardieu, acompañado por Ornella Mutti, Jean Rochefort y Pierre Arditi.

Resumen

Esta novela comienza con Edmund Dantés cuando está de regreso a Marsella y se encuentra con sus familiares y amigos, está próximo a recibir un ascenso a Capitán y también de casarse con su bella novia española Mercedes Herrera.

No obstante en su inocencia no se ha percatada de como su buena suerte afecta a muchos de sus supuestos amigos. Danglars su jefe de cargamento siempre ha sentido envidia de la promoción de Edmond y Fernando el primo de Mercedes esta enamorado de ella, así que acusan a Edmond de ser un agentes espía bonapartista.

El capitán del barco muere de camino a Marsella y antes de morir le dice a Edmond que debe hacer una parada en la Isla de Elba, en donde se encuentra preso el emperador Napoleón Bonaparte, este le entrega una carta la cual debe ser entregada a un hombre en París de nombre Noirtier.

Cuando llegan a Marsella Danglars y Fernando hacen una carta en anónimo acusando a Dantés, este es detenido el día de su matrimonio, y llevado a la presencia de Villefort, el sustituto procurador del rey.

Este le confirma a Dantés que lo han denunciado por ser un espía de Bonaparte, pero Edmond siempre había tenido buena reputación así que no lo cree capaz de ello, y este en su buena fe le entrega a Villefort la carta que este envió y en la misma estaban los horarios de las guardias en la isla donde estaba preso.

Villefort piensa dejarlo ir hasta que le pregunta quién era el destinatario de la carta, y este le contesta Noirtier. Villefort al escuchar el nombre hace arrestar a Dantés y lo envía al Castillo de If, ya que ese personaje Noirtier, era su propio padre, y él no puede dejar que el mismo se vea involucrado en una traición para ayudar al emperador a regresar a Francia, ya que le truncaría sus planes de ser una persona de mucha importancia en su país.

Mientras está encarcelado Dantés comienza a desesperarse y pide a Dios por su liberación, pero pasan los años y el sufrimiento continua, en un intento desesperado intenta suicidarse dejando de ingerir alimentos. Como no está obteniendo éxito decide atacar a uno de los guardias cuando este le lleva la comida, al fallar comienzan a considerarlo loco y lo llevan a otro calabozo en donde se encuentran los prisioneros de alta peligrosidad.

Dejar de comer nuevamente, pero recupera su voluntad para seguir viviendo cuando oye un ruido en la celda contigua a la suya oyendo a un prisionero escavar, para escapar. Después conoce a prisionero que escavaba y se llama el Abad Faria, el cual se equivoca de dirección en su ruta de escape y llega hasta la celda de Edmond Dantés, con el cual llega a hacer una amistad y lo considera como un hijo suyo.

Faria lo instruye en diversos temas como los de historia, en matemáticas, lenguaje, filosofía, en diversos idiomas, y hasta en física y en química, y juntos comienzan a cavar otro túnel del otro lado de la celda para un nuevo intento de huir del castillo.

En todas las conversaciones con el Abad, Edmond comienza a recomponer un rompecabezas de la historia que lo ha llevado hasta la prisión, Faria le explica que fue la carta la que lo inculpó, esta fue escrita con la mano izquierda para modificar la caligrafía y desviar la atención sobre quien la escribió, era claro que el que la hizo sentía un fuerte rencor hacia él.

Ambos están trabajando largas horas por el túnel para poder escapar, pero la salud y la edad de Faria hacen que este no pueda sobrevivir para ver la culminación del mismo. Debido a un derrame ya no puede moverse, ya moribundo este le cuenta a Edmond que en la Isla de Montecristo se encuentra enterrado un gran tesoro.

Edmond se encuentra sorprendido y desconfía de lo informado, ya que al abad le decían el loco porque siempre contaba esa historia a los guardias. Cuando sufre un tercer derrame este muere, así que los guardias deben envolverlo en una gran manta para lanzarlo al mar, pero a Edmond se le ocurre ocupar el puesto de Faria y llevar el cadáver del mismo a la otra celda.

Los guardias le atan una bala de cañón al cuerpo para que este se hunda en el mar y el mismo es lanzado por el barranco. Dantés logra escapar de la pesada manta y de la bala de cañón y logra evitar las rocas, nada hasta una isla cercana que esta desierta y allí pasa la noche bajo una intensa lluvia.

Al otro día ve que ha naufragado un barco y llega hasta sus restos, cuando en ese momento otra nave que está pasando por allí lo ve y lo recoge, Dantés se hace pasar por uno de los náufragos del barco. Hace amistad con la tripulación del barco, se afeita y se cambia el nombre y junto a ellos se dedica un tiempo a contrabandear.

Luego de un breve tiempo se da cuenta que muchos de estos contrabandos hacían que pasaran por la Isla de Montecristo, una isla desierta la que nadie tomaba en cuenta. En varios viajes Edmond busca por los alrededores de la isla, pero todavía siente duda por lo que el viejo abad le conto.

Un buen día cree saber en dónde se encuentra el tesoro y hace que va a cazar una cabra para comer y finge que se cae por unas rocas, sus amigos lo ayudan, pero el finge estar lesionado y no poder caminar, con esa excusa les pide a los amigos que se vayan y que regresen por él en unos seis días para que terminen de hacer su contrabando, y una vez que estos se van en el barco el comienza a caminar y encuentra el tesoro que le había dicho el Abad Faria.

Con la gran fortuna encontrada, se logró hacer un nuevo nombre, hizo averiguaciones, logro invertir el dinero y duplicar su fortuna. Regreso a Marsella para retomar la vida, y llegar hasta sus seres queridos, pero solamente logra desesperarse. Comenzó a adquirir diferentes nombres y personalidades para lograr su venganza, siendo desde un monje italiano hasta un banquero inglés.

Comenzó a sospechar que su vecino Caderousse estuvo en complicidad con Danglars y Fernando, algo que después pudo confirmar. A Caderousse lo visito vestido de abate y fingiendo cumplir el último deseo de Edmond Dantés.

Por Caderousse logra saber que cada uno de las personas que lo traiciona ha prosperado en la vida, Fernando es un conde, Danglars es un Barón y se ha convertido en el banquero más rico de París, y Villefort se ha convertido en el Procurador del Rey, la persona que maneja la justicia. Ya sabe que Fernando se casó con Mercedes y tienen un hijo de nombre Alberto.

El padre de Edmond, murió dos años antes ya muy viejo, siendo la única compañía que tenía, se fue a vivir con Mercedes y Fernando cuando estos se casaron, murió de una gastroenteritis y también por pena y dolor de haber perdido a su hijo.

Los amigos de Edmond sufrieron de muchas penurias Julien Morrel que había sido rico y tenía su propio negocio naval, comenzó a ver perder el mismo tras el hundimiento de su nave principal faraón, cuando Edmond llega a Marsella este no tiene absolutamente nada, sus hijos Julie y Maximiliam y algunos criados leales.

Su compañía cayo en bancarrota y Morrel ha estado pensando en el suicidio, pero Dantés al conocer la noticia lo ayuda económicamente y le consigue un nuevo barco, haciéndose pasar por Simbad el Marino.

Después de 10 años se disfraza con el nombre de Conde de Montecristo. Logra manipular a Danglars para que este le pida un crédito ilimitado de seis millones de francos, y así logra manipular la bolsa, destruye la fortuna de Danglars, y cuando ya está en bancarrota le pide el préstamo y este se ve forzado a huir a Italia.

Montecristo había adquirido una esclava de nombre Haydée, a la cual le habían destruido su familia y hogar a manos de Fernando, cuando este traiciono al padre de ella Alí, al entregarlo a sus enemigos para que estos lo asesinaran al igual que su madre, Haydée tendría unos trece años y ya habían pasado nueve, con el tiempo ella se fue enamorando de él.

Danglars es manipulado por Montecristo para que averigüe lo sucedido y la información es publicada en el periódico. Albert de Morcef, descubre que fue Danglars el que dio la información a Montecristo y lo reta a un duelo. En la noche Mercedes visita al Conde y ella reconoce a Edmond y le suplica por la vida de su hijo.

Luego de conversar este le entrega la carta con la que fue enviado a prisión y Mercedes decide abandonar a Fernando al lado de su hijo. Cuando Fernando sabe esto se suicida con un tiro en la sien en su despacho.

Ahora la familia de Villefort se ha dividido Valentine la hija habida con la primera esposa Renée va a heredar una gran fortuna, pero su segunda esposa Heloise quiere reclamarla para su propio hijo Edouard. El Conde sabe de la maldad de Heloise, asi que le da una porción de una toxina con la cual se puede curar a una persona con una baja dosis, pero en cantidad es causante de la muerte.

Ella envenena primero a uno de los sirvientes cuando trataba de matar a Noirtier, el padre de Villefort, también envenena a los Saint Méran, los suegros de Villefort y también intenta asesinar a Valentine.

Las cosas se van complicando y en su intento por cumplir su venganza algunos de sus amigos se pueden ver afectados, Maximilien Morrel está enamorado de Valentine de Villefort, asi que Dantés los ayuda a escapar fingiendo que la joven ha muerto.

Cuando Heloise es descubierta por su esposo, envenena a su hijo Edouard y a ella misma, suicidándose. Al ver que hay personas que salen lastimadas siendo inocentes hace que su papel de ángel vengador sea replanteado.

Dantés decide cancelar el resto de su venganza y equilibrar las cosas hasta ahora realizadas, decide dejar en libertad a Danglars, pero primero lo secuestra en Roma por intermedio de su amigo Luigi Vampa, le hace pasar hambre y después se revela como quien en verdad es Edmond Dantés.

Para reparar el daño le paga indemnizaciones a aquellos que resultaron envueltos en su venganza, al final se conforma con su propia vida y logra encontrar el perdón para el resto de sus enemigos y para el mismo, y así seguir con la vida.

(Visited 19.641 times, 8 visits today)
Categorías Fantasía

Deja un comentario