Las Ventanas del Cielo (LIBRO) de Gonzalo Giner

Tenemos algo que nos une con el escritor Gonzalo Giner y es que todos apreciamos las ventanas de las iglesias y en especial los vitrales, cuando entramos en alguno de estos templos e inevitablemente después de esta lectura habremos de recordar el libro escrito por él. ¿Quieres saber de qué trata el libro Las Ventanas del Cielo? En este artículo te presentamos un breve resumen y más, descúbrelo, seguramente hallarás aquí toda la información que estás buscando.

Sinopsis de Las Ventanas del Cielo

Empecemos con la historia, en el siglo XV Hugo de Covarrubias decide desistir al rumbo que su padre, un comerciante de lana, le había fijado. Su decisión hace que abandone Burgos, y con ello a su mejor amiga Berenguela y Damian, su hermanastro de carácter muy avaricioso, el cual tiene mucho interés en tomar las riendas del negocio de su familia.

Pero todo cambia cuando descubre que su padre está siendo traicionado. Se ve obligado a huir para salvar su vida al ingresar a un navío vasco, donde conoce a Azerwan, un hombre fascinante que se define a sí mismo como un narrador de historias legendario y con quien compartirá la negociación de una prometedora compañía de venta de sal en África.

La búsqueda del desquite lo obliga de nuevo a moverse, esta vez con una mujer, Ubayda y un nuevo compañero: un sorprendente halcón llamado Aylal, en busca de su verdadero destino: aprender el arte de los vitrales o vidrieras.

Una narración gloriosa de aventuras que tiene lugar en escenarios tan diversos como el desierto del norte de África, el inexplorado Terranova y algunas de las ciudades europeas más prósperas de la época (Brujas, Lovaina o Burgos) y sus catedrales, que abren sus antiguas murallas para convertirse en auténticas ventanas de vidrio, con las cuales los creyentes creían sentirse al pie de la ventana del cielo.

las ventanas al cielo

Nuestra Opinión

Es el año 1474 y dentro de una familia notable, Hugo de Covarrubias no parece encontrar su lugar en el mundo o en su propia familia. Huérfano desde muy temprana edad, después de la muerte de su madre, su padre, Fernando de Covarrubias se casó con una viuda que tenía un hijo de la misma edad que Hugo en el matrimonio, a quien su padre siempre ha tratado como suyo.

Aunque criados como hermanos, las relaciones entre ellos no son las mejores y no tienen nada que ver entre sí. Mientras Damián es ambición y su mayor deseo es hacerse cargo del negocio familiar de la lana, Hugo continúa sus ilusiones que no lo llevan a ninguna parte, hasta que su padre decide darle una lección tratando de que tenga sentido su vida.

Y es por ello que deberá conocer el negocio de la lana, que le ha dado tanta riqueza, desde abajo, desde el primer enlace y así seguir a los responsables de recolectar y preparar este material para llevarlo a la ciudad de Brujas, donde tiene sus mejores clientes.

El descubrimiento de Hugo de la traición del hombre de confianza de su padre hará que todo salga mal y tendrá que hacer una salida forzada que lo llevará a diferentes países a lo largo de los años.

La novela se ha dividido en cuatro partes principales, que a su vez se separan en capítulos, Gonzalo Giner con una prosa abundante y prudente nos llevará a través de una historia llena de traiciones y nos guiará en las mil y una aventura que vive su protagonista. Las ventanas del Cielo es principalmente una novela de aventuras, aunque también se reúnen otros géneros como el histórico y el romántico.

Como advertimos al principio, a muchos de nosotros nos llaman la atención las vidrieras o vitrales de las iglesias, es por eso que a algunos nos interesa saber cómo se logra ese trabajo, que es un arte.

En la ventana del cielo tenemos la oportunidad de saber más sobre esta disciplina artística que, aunque las tengamos ante nuestros ojos, no siempre apreciamos en su justa medida y ciertamente hemos aprendido mucho al respecto gracias a lo cual fue sin duda un trabajo de documentación difícil por parte del autor, que él mismo cuenta en su nota final y en relación con la bibliografía utilizada para escribir esta novela.

Y no es que hayamos aprendido solo sobre los conocimientos sobre la fabricación de vidrieras, pero es cierto que que se llega a esa parte mientras vivimos con Hugo y el resto de los personajes las aventuras de las que comentamos, que dan vida a esta historia y que para lectores como nosotros que estamos un poco interesados en el género, nos vienen muy bien pequeñas dosis sobre la parte artística e histórica que esperábamos encontrar en la novela, ha sido una tarea difícil, pero muy bien lograda.

 

Si bien es cierto que en la nota final al autor se explican las razones por las cuales el protagonista tiene que pasar por estas etapas, cada una es representada por un elemento que no revelaremos para que aquellos que aún no lo hayan leído y así animarlos con esta lectura, aceptar el reto de leerlo de la misma manera que nosotros.

Estábamos hablando de lo que debe haber sido una gran tarea de documentación que se siente tanto en el entorno de la era medieval como en la inserción de figuras históricas que vivirán con la ficción.

Tanto lo real como lo ficticio son un diseño detallado, creando personajes que nos harán vivir todo tipo de emociones, despertando un poco de nuestro amor y otro poco de nuestro desprecio, con perfiles que no necesitan grandes descripciones pero que se sienten atraídos por sus acciones.

Y es así como en las grandes descripciones que el autor nos reserva para los escenarios tan ricamente detallados casi parecemos ver y conocer sus palabras, un claro ejemplo de esto es el paseo por las iglesias del que hablamos al principio.

Gracias a Gonzalo Giner, no solo hemos regresado a esa joya del glorioso gótico y admirado una vez más el policromo en sus ventanas erigidas hacia el cielo, sino que nos ha hecho revivir la sensación de una experiencia inolvidable que es casi imposible expresar con palabras.

Las ventanas del cielo cuentan una historia que comienza en la ciudad de Burgos y que, después de recorrer gran parte de Europa y otros continentes, terminará unos años más tarde en la misma ciudad.

Una historia que, aunque la hemos disfrutado completamente por las razones dadas, se debe únicamente a nuestro gusto por la literatura y la noción preconcebida que se tenía sobre la novela. No tenemos ninguna duda de que es una buena recomendación para una amplia gama de lectores, especialmente los que se inclinan del género de aventuras.

Personajes muy bien hechos, excelente documentación transmitida al lector sin abrumarlo y una intriga donde las cosas están sucediendo constantemente son una novela que seguramente disfrutará.

las ventanas al cielo

Opinión de los lectores

Una de las mejores maneras de recomendar un libro es a través de las opiniones de sus lectores, es por esta razón que decidimos reseñar algunas de sus apreciaciones a continuación:

“He leído en los últimos meses las novelas más relevantes de Gonzalo Giner. Aunque en general me gustaron, destaco mucho El Jinete del Silencio. En cuanto a Las Ventanas del Cielo, al leer un tercio del libro me han encantado: la industria de la lana, la pesca de ballenas, la explotación de la sal, la fabricación de vidrieras, pero en algunos puntos importantes se puede decir que “sobrereacciona”, lo que hace que la acción sea realmente increíble, como el ataque de gerifalto, la ayuda italiana o, sobre todo, las páginas finales del libro…

… Si te tomas el tiempo para desarrollar la novela y hacerla divertida de leer, por alguna razón desconocida, al final no es que lo haga emocionante, sino que se convierte en una secuencia transitoria de eventos que conducen a un final bucólico (ya que la Reina Isabel permite que un hombre entre vociferando donde enterrará a su padre y la interrumpe … no es que sea una novela sin una ficción real.) Tal vez por estas cuatro cosas no se toman notas aún más altas (lo que con gusto habría dado críticas antes de que se completara el libro).”  Juan Diego Rivera Calvo

“La ventana del cielo no es solo una novela histórica o de aventura, también es una novela romántica. Puedes ver que está muy documentado y aparecen algunos personajes reales, así como los maestros vidrieros que se mezclan con los personajes principales…

las ventanas al cielo

… Durante los casi 15 años que transcurre la historia, aprenderemos de las ciudades y lugares más variados de los que Hugo de Covarrubia huye para salvar su vida y viajará desde Burgos hasta el inexplorado Terranova, hasta el desierto de Túnez. En Europa irá a Brujas, Lovaina, Venecia … Tendrá que realizar diferentes trabajos como el tratamiento y lavado de lana en Castilla y comerciar con los Países Bajos hasta el momento en que el negocio se dedique a su padre…

… Luego, en un barco pesquero en el País Vasco en busca de un lugar para la pesca de ballenas y bacalaos, llega a Terranova una fecha antes del descubrimiento del continente americano y se mantiene en secreto para poder tener el lugar exclusivo para la pesca de ballenas. Allí conoce a Azerwan, quien viajará al norte de África y trabajará en una mina de sal en Túnez…

… Más tarde regresa a Europa y es cuando comienza su aprendizaje en la construcción y el arte de las vidrieras, la ventana del cielo. Por supuesto, cuenta todo muy bien documentado, especialmente cuando habla sobre la realización de las ventanas. Y si antes decía que también era una novela romántica, es simplemente porque encontraremos una historia de amor con Berenguela, su amigo de la infancia que se casa con Damián, el medio hermano de Hugo, forzado por su padre…

… Las ventanas del cielo es una novela histórica muy bien documentada, donde podemos encontrar aventura, amor, daño al corazón, amistad, lealtad, venganza y ambición. Es muy didáctico, ya que aprenderemos de muchas otras cosas, sobre la construcción de vidrieras.” Lourdes Mateo

las ventanas al cielo

Si te ha parecido útil la información encontrada en este artículo, puede que sea de tu interés:

(Visited 133 times, 1 visits today)

Deja un comentario