Las intermitencias de la muerte de José Saramango

Las intermitencias de la muerte se considera una de las mejores novelas que ha escrito José Saramago, la misma fue publicada para el año 2005 y se trata básicamente de reflexiones relativas al sentimiento de miedo sobre morir, además incluyen diversos formalismos y elementos de hipocresía que valen la pena conocer, ¡acompáñanos a conocer más sobre ella!

Las intermitencias de la muerte

Resumen de Las intermitencias de la muerte

Todo comienza con la ilustración de un país no especificado y una fecha de la que no se conoce, se va narrando la historia que comienza a tomar ritmo a partir de las doce de la noche de un 1 de Enero donde nadie moría. Desde este entonces, las personas comenzaban a realizar festejos por ganarle la partida a la muerte.

De igual forma, autoridades de la iglesia y filósofos intentan encontrarle la respuesta al por qué de éste hecho tan inusual de que las personas dejen de morir, sin embargo no lo consiguen. La iglesia católica siente amenaza ya que este hecho desmiente los principios de su dogma que básicamente trata del fallecimiento y la resurrección de Cristo. Posterior a ello, los ciudadanos empiezan a disfrutar la vida sin la muerte.

Sin embargo la celebración dura muy poco, ya que con este hecho se empezaron a impactar otros aspectos financieros y demográficos por el creciente número de personas que abarrotaban los hospitales sin que ninguno muriese, del mismo modo que las funerarias ya no tenían trabajo con los humanos y empezaron a recibir entierros de animales.

A raíz de que las personas no podrían fallecer y algunas se encontraban en estado agonizante, se crea un grupo denominado “Maphia”, donde trasladan a los humanos moribundos hacia una frontera del país, lugar donde morían ya que la muerte solamente dejó de trabajar en un determinado territorio. Con este grupo se aliaron diversas personas e incluso el gobierno nacional.

Posterior a este hecho, aparece la muerte en forma de mujer y adopta el nombre de “muerte”, ella anuncia a los medios de comunicación por medio de un escrito, que este experimento que hizo ha concluido y por lo tanto, todos empezarían a morir nuevamente, pero para ser condescendiente con las personas que van a fallecer, les envía una carta con una semana de anticipación para que se preparen, creando así un nuevo caos.

Desde este momento, la novela comienza a tener un enfoque único respecto a la muerte y un violonchelista que pasa el tiempo sin morir, siempre que la muerte le envía una carta, pero la misma regresa a la casa de la muerte por alguna extraña razón, luego se supo que este hombre no murió cuando debía hacerlo, pero era tan curioso este hecho que la muerte adopta una forma humana solo para ir a conocerlo.

Una vez que visita a este hombre, la muerte le plantea hacerle entrega de una epístola, pero tanto fue el trato cercano con el hombre que la muerte se termina enamorando del mismo, por lo que la muerte se convierte en un ser humano, un día después, todo vuelve a ser como era antes y nadie muere de nuevo.

Interpretación

En esta obra, la muerte aparece como un personaje más, donde va tomando cierta evolución mientras transcurre la novela, y se convierte en una mujer de contextura gruesa y bastante atractiva, la cual siempre viste de negro, algo bastante raro, puesto que siempre se ha conocido bajo la figura del esqueleto con una guadaña, desde el primer capítulo en cuestión, desempeña un papel totalmente incuestionable.

Esto quiere decir que la muerte sabe cual es su función y no duda nunca en hacer la tarea que debe cumplir, sin ningún margen de error, pero todo cambia a partir del segundo capítulo de la novela, cuando una de las cartas que enviaba a los ciudadanos fue devuelta a su casa. Con este hecho rompió el orden que la muerte había puesto, y le crea suspicacia.

Ante la curiosidad de saber qué es lo que está sucediendo, la muerte toma forma humana y comienza a experimentar diversas sensaciones que jamás había sentido, a este proceso se le llamó humanización de la muerte, que simplemente sucede por un sentimiento de amor que tuvo la muerte respecto a un humano que estaba investigando.

Tales eran los sentimientos de la muerte que jamás había sentido algo así, a la vez que también experimenta el sentimiento que causa la música en su cuerpo, a esto se le atribuyó el hecho artístico de la música, por lo tanto en el sentimiento y admiración por el arte y el amor que sentía por el hombre, se convertiría finalmente en humana.

Esta transformación culmina cuando la muerte se da cuenta de que no siente el deseo de quemar la carta con las manos, sino con una cerilla, solo para acostarse al lado del músico y dormir a su lado puesto que por primera vez en sus miles de años de vida, sentía cansancio y necesitaba dormir.

Una de las cualidades de esta famosa novela es que ningún personaje tiene un nombre asignado, ya que en todas las partes de la novela a los personajes se les llama por la profesión que ejercen, esto fue un interesante método que realizó el autor para poner a los personajes humanos y a la muerte bajo un mismo plano ante el lector, por lo que es más fácil identificar a los personajes humanos y diferenciarlos de la muerte.

Para la muerte, es necesario asignarle dos personajes en un mismo sentido, ya que se transforma en humana, por lo tanto el autor le ha asignado “Muerte y mujer” para poder identificarla, puesto que es la muerte pero transformada en una mujer que tiene sentimientos con uno de los personajes músicos.

Ficha técnica

Esta increíble novela tiene algunas especificaciones que hay que tener en consideración porque contiene elementos que son importantes conocer, algunos de los más eventuales que se determinan en estas ediciones son:

  • Título: Las intermitencias de la muerte
  • Autor (es): José Saramago
  • Sello: ALFAGUARA
  • Fecha publicación: 11/2010
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: eBook, 280
  • Temáticas: Literatura contemporánea
  • Colección: Biblioteca Saramago
  • Edad recomendada: Adultos

Frases destacadas

Existen algunas frases que han recorrido el mundo con su buena connotación dentro del contexto que integra la estructura de la novela y su sentido sentimental que el autor quiere transmitir por medio de la lectura, algunas de las mas relevantes son:

  • “La vida es una orquesta que siempre está tocando, afinada, desafinada, un titanic que siempre se hunde y siempre regresa a la superficie. Sabremos cada vez menos qué es un ser humano”.
  • “He aquí lo que el espíritu que pairaba sobre las aguas del acuario le preguntó al aprendiz de filósofo, Ya has pensado si la muerte será la misma para todos los seres vivos, sean animales, incluyendo al ser humano, o vegetales incluyendo la hierba que se pisa y la sequoiadendron giganteum con sus cien metros de altura, será la misma muerte la que mata a un hombre que sabe que va a morir, y a un caballo que nunca lo sabrá”.

Conclusión

Esto ha sido todo en lo que respecta la obra de las intermitencias de la muerte, un trabajo literario que sin duda alguna pone un punto sobre las obras contemporáneas del Siglo XX, esperamos que les haya servido de gran ayuda este resumen sobre la misma.

Si te ha parecido útil la información encontrada en este artículo, puede que sea de tu interés continuar la lectura de los siguientes:

(Visited 2.692 times, 3 visits today)

Deja un comentario