Conoce todos los libros de Virginia Woolf

Virginia Woolf es una novelista y además crítica del Reino Unido, sus escritos han perdurado en la historia hasta llegar a la actualidad, es por eso que el día de hoy te traemos todo acerca de los libros de Virginia Woolf. Adicional a esto, también encontrarás en este artículo todo lo referente a la autora sobre su vida, sus inicios, lo que inspiró sus historias y su muerte.

Virginia Woolf libros

 

Biografía de Virginia Woolf

Su nombre completo es Adeline Virginia Stephen nació en Londres en el año 1882. Hija de Sir. Leslie Stephen (1832-1904), quien en su vida fue un historiador, novelista, biógrafo, ensayista y hombre de montañas.​ Su madre, Julia Prinsep Jackson (1846-1895) era la segunda mujer de su padre, nació en la India, hija del Dr. John y Maria Pattle Jackson, más adelante con su madre se fue a vivir a Inglaterra en donde trabajó como modelo para diversos pintores prerrafaelistas entre ellos, Edward Burne-Jones. ​

Ambos padres de la autora antes de conocerse habían estado casados pero enviudaron, por esta situación habían cuatro hijos de sus antiguos esposos. Leslie tenia una hija de su primera mujer, Minny Thackeray: Laura Makepeace Stephen (1870-1945), que desde muy temprana edad fue declarada como mentalmente discapacitada y vivió con su familia hasta poder ingresarla en un psiquiátrico en 1891.​

Julia en cambio tenía tres hijos de su primer esposo, Herbert Duckworth: George (1868-1934), Stella (1869-1897) y Gerald Duckworth (1870-1937).  Una vez que decidieron casarse, tuvieron cuatro hijos: Vanessa Stephen (1879-1961), Thoby Stephen (1880-1906), Virginia (1882-1941), y Adrian Stephen (1883-1948).

La novelista Virginia obtuvo una educación desde su hogar con sus padres en su residencia del número 22 de Hyde Park Gate, Kensington. Destacados hombres estuvieron visitando el domicilio de la familia, entre ellos por ejemplo, Alfred Tennyson, Thomas Hardy, Henry James y Edward Burne-Jones. El no asistir a una escuela como el resto de los niños no hizo la diferencia con Virginia, dado que ella recibía la misma educación por diversos maestros y sus padres.

El gran reconocimiento de Sir Leslie Stephen como editor, crítico y biógrafo, y su relación con William Thackeray (era el viudo de la hija menor de Thackeray), hace alusión a que todos sus hijos estuvieron beneficiados de un crecimiento dentro de la sociedad de la literatura victoriana. Henry James, George Henry Lewes, Julia Margaret Cameron (tía de Julia Stephen) y James Russell Lowell, quien fue el padrino honorífico de Virginia, eran de los visitantes más regulares de la familia en su residencia, Julia Stephen estaba igualmente bien relacionada con distintos miembros de la sociedad.

Al tener descendencia de una camarera de María Antonieta, provenía de un núcleo familiar con una gran belleza, que dejaron su impronta en la sociedad victoriana como modelos para los artistas prerrafaelistas y los primeros fotógrafos. Aparte de esta gran influencia de sociedad, no se puede olvidar la gran variedad literaria de la biblioteca en la casa de los Stephen, de la que Virginia y Vanessa (a diferencia de sus hermanos, que recibieron una educación formal) aprendieron todo lo esencial de la literatura inglesa así como la clásica.

No obstante, según la biografía oficial de Virginia, ella argumenta que sus recuerdos más especiales no son en Londres, si no en St Ives en Cornualles, en donde su familia pasó sus vacaciones de verano de los años 1882 y 1894. La casa de veraneo de los Stephen, Talland House, poseía una vista espectacular de la playa Porthminster y al faro de Godrevy. Según la escritora mucho después sus recuerdos de esa casa se alzaban aunque quizá algo alterados, con su familia e impresiones del paisaje, especialmente el faro de Godrevy, que tuvo un impacto esencial en su mundo de ficción y que luego de un tiempo ilustró en su obra Al faro.

La autora vivió una de sus primeras decaídas el día de la muerte tan prematura de su madre, el 5 de mayo de 1895, cuando solo Virginia tenía trece años de edad, y luego sufrió el mismo dolor con la muerte de su media hermana Stella dos años después, quien había sido el corazón del hogar luego de haber muerto Julia Stephen, sin embargo, ella ya había abandonado la casa para casarse con Jack Hills y murió en su luna de miel de una peritonitis.

Un tiempo después, fallece su padre de cáncer en 1905, a causa de esto, tuvo un ataque muy grave y tuvieron que ingresarla al hospital.​ Los períodos en donde la autora recaía en la depresión además de los ataques de nervios recurrentes, han hecho que varios eruditos de la modernidad (incluido su sobrino y biógrafo, Quentin Bell) sugieran que pudieron verse desencadenados por algún tipo de abuso que ella y su hermana Vanessa hayan padecido por sus medios hermanos George y Gerald Duckworth​ (que la autora expresa en su ensayo A Sketch of the Past y 22 Hyde Park Gate).

A pesar que no se tiene hasta el día de hoy consciencia de lo ocurrido, se plantea que este tipo que trauma que vivió la escritora haya influenciado el desarrollo de su trastorno de bipolaridad.​ En su ensayo autobiográfico A Sketch of the Past, la misma autora alega que estas experiencias trágicas que tuvo que vivir fueron parte de lo que en ese entonces era la moral victoriana.

Su biógrafa Hermione Lee redactó este pequeño fragmento: ”Las pruebas son suficientes, pero también lo bastante ambiguas como para posibilitar interpretaciones psicobiográficas contradictorias, que presentan imágenes completamente diferentes de la vida interior de Virginia Woolf.” Durante toda su vida, Virginia Woolf se vio perseguida por diversos episodios de cambios de humor y enfermedades asociadas. Esta inestabilidad que presentaba hizo que se construyera un muro en su interacción con las demás personas, pero su literatura siguió sin tropiezo hasta el día de su suicidio.

El grupo Bloomsbury

Luego de la muerte de su padre y de su segunda crisis de nervios, Virginia junto con sus dos hermanos Vanessa y Adrian decidieron vender la casa del número 22 de Hyde Park Gate, y en su lugar, compraron una casa del número 46 de Gordon Square en Bloomsbury.

La autora se estableció junto con su hermana Vanessa quien se destacó como pintora y terminó casándose con el critico Clive Bell, y sus dos hermanos en el barrio londinense de Bloomsbury, que al pasar el tiempo se transformó en el lugar de reunión de los compañeros de la universidad de su hermano mayor, entre ellos se encontraban jóvenes de gran intelecto casi de la talla de escritores como E. M. Forster, el economista J. M. Keynes y los filósofos Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein, a través de estas juntas, posteriormente se le conoció bajo el nombre de el grupo de Bloomsbury.

Por medio de sus estudios en King’s College de Cambridge,​ y King’s College de Londres, Virginia pudo conocer a Lytton Strachey, Clive Bell, Rupert Brooke, Saxon Sydney-Turner, Duncan Grant y Leonard Woolf, miembros del selecto grupo de Bloomsbury que consiguieron la notoriedad en 1910 con el Engaño del Dreadnought, en el que la autora se vio involucrada al estar disfrazada de un miembro de la familia real abisinia.

Su presentación en el año 1940 sobre el engaño del Dreadnought fue descubierta recientemente y fue publicada en la versión extensa de The Platform of Time (2008). Los miembros del grupo de Bloomsbury tenían en común ciertos criterios de la estética.

Mostraban cierta discordia hacia la clase social media alta a la que irónicamente ellos pertenecían, y se consideraban próximos herederos de las teorías de la estética de Walter Pater que tuvieron su auge para finales del siglo XIX. Dentro de este grupo no solo de destacaron las relaciones de intelecto entre los participantes, también en el ámbito amoroso y romántico. Entre los miembros de este grupo se encuentran la pintora Dora Carrington y los escritores Gerald Brenan y Lytton Strachey, entre otros.

En el año 1912 ya con treinta años, Virginia Woolf contrajo matrimonio con Leonard Woolf, un economista y miembro también del grupo de Bloomsbury. A pesar de su bajo nivel económico y social (la escritora se refería a Leonard durante todo su matrimonio como un “judío sin un céntimo”) la pareja tuvo la dicha de compartir un lazo especial. En 1937, Virginia escribe en su diario el siguiente verso: ”Hacer el amor (después de 25 años que no podemos tolerar el estar separados)… ver que es un enorme placer ser deseado: una esposa. Y nuestro matrimonio tan completo”.

Como matrimonio tuvieron la idea de trabajar juntos y para el año 1917 fundaron la célebre editorial Hogarth Press, que editó no solo algunas de las obras de la escritora, sino que también participó en la edición de otros autores como: Katherine Mansfield, T. S. Eliot, Sigmund Freud, Laurens van der Post y otros. Dentro de la ética del grupo de Bloomsbury esta expresa que toda relación que restrinja las relaciones sexuales está prohibida, para 1922 Virginia cruzó camino con la escritora y también jardinera Vita Sackville-West, esposa de Harold Nicolson.

Luego de un principio tentativo, ambas decidieron sostener una relación de amantes que duró la mayor parte de lo la década de 1920. En 1928, la autora obsequió a Sackville-West su última obra titulada Orlando, basada en una especia de biografía fantasiosa del héroe Epónimo, que abarca tres siglos y personajes diversos. Nigel Nicolson, hijo de Vita Sackville-West, la consideró ”la carta de amor más larga y encantadora en la historia de la literatura”.

Una vez terminado su amorío, las dos mujeres continuaron con su amistad hasta la muerte de Woolf en 1941. Virginia Woolf también permaneció estrechamente relacionada con sus parientes supervivientes, Adrian y Vanessa; Thoby había muerto de tifus a los veintiséis años de edad.

Virginia Woolf libros

Muerte de Virginia Woolf

Durante toda su vida la escritora padeció una enfermedad que hoy se conoce como trastorno bipolar. Luego de haber finalizado con el manuscrito de su último libro, (publicada póstumamente) Entre actos, Virginia Woolf volvió a caer en un cuadro depresivo como el que ya había experimentado en otras ocasiones. El estallido de la Segunda Guerra Mundial, la caída de su casa en Londres durante el Blitz y la fría crítica que tuvo su biografía por parte de su amigo Roger Fry fueron motivos que hicieron que su condición se agravara hasta dejarla sin siquiera trabajar.

En la fecha 28 de marzo de 1941, Woolf se suicidó. Se colocó su abrigo y en él metió piedras en todos los bolsillos y se lanzó al río Ouse cerca de su casa, donde murió ahogada, su cadáver no fue encontrado hasta casi un mes después el 18 de abril.​ Su esposo enterró sus restos incinerados bajo un árbol en Rodmell, Sussex.

Virginia Woolf escribió una nota para su marido, en ella se encontró:

”Siento que voy a enloquecer de nuevo. Creo que no podemos pasar otra vez por una de esas épocas terribles. Y no puedo recuperarme esta vez. Comienzo a oír voces, y no puedo concentrarme. Así que hago lo que me parece lo mejor que puedo hacer. Tú me has dado la máxima felicidad posible. Has sido en todos los sentidos todo lo que cualquiera podría ser. Creo que dos personas no pueden ser más felices hasta que vino esta terrible enfermedad. No puedo luchar más. Sé que estoy arruinando tu vida, que sin mí tú podrás trabajar. Lo harás, lo sé. Ya ves que no puedo ni siquiera escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que debo toda la felicidad de mi vida a ti. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirlo —todo el mundo lo sabe. Si alguien podía haberme salvado habrías sido tú. Todo lo he perdido excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir arruinando tu vida durante más tiempo. No creo que dos personas pudieran ser más felices de lo que hemos sido tú y yo.”

V.

Los Diarios de Woolf

Los diarios de Virginia Woolf permiten ver la gran influencia que tuvieron las diferentes experiencias vividas por la autora para la creación de sus libros, en ellos se ve la gran honestidad y agudeza con la que describe cada uno de los distintos aspectos de su vida. En palabras de Woolf: ”Yo utilizo a mis amigos más bien como lámparas: veo que ahí hay otro campo: con tu luz. Allí, una colina. Ensancho mi paisaje”, en esta oración nos da un vistazo de lo que podemos encontrar reflejado en las páginas de cada una de sus obras.

El brillo que esparce la escritora se riega en todos los espacios, su ingenio y claridad sirven como guía para todo joven en la oscuridad, en sus libros se ven reflejados grandes hitos de diversas obras de la literatura. ”Digo que estoy escribiendo, Las olas siguiendo un ritmo, no una trama”, leemos, o bien: ”Orlando es un libro muy rápido y brillante, sí, pero no intenté explorar”.

En este volumen de los diarios de la autora se ven abarcados los períodos desde 1925 a 1930. Virginia Woolf logró alcanzar la madurez para consolidarse como una escritora, dentro del mundo de la literatura consiguió un puesto en donde se le respeta como un miembro influyente y participó de una agitada vida social. Pese a las dificultades que se le presentaron en su vida, siguió causando la impresión esperada por escritores como W. B. Yeats, H. G. Wells o Thomas Hardy, su amor por Vita Sackville-West y el de Ethel Smith por ella, sus lecturas, sus empeños, las franjas más inaprensibles de su intimidad.

Virginia Woolf libros

Sus obras

Woolf empezó a escribir de manera profesional en el año 1905, inició para el Times Literary Supplement con un fragmento de una nota periodística de Haworth, hogar de la familia Brontë.​ Su primera novela titulada Fin de viaje, se publicó en 1915 por medio de la editorial que sostenía su medio hermano, Gerald Duckworth and Company Ltd. En este libro, como en Noche y día la autora empieza a querer acabar con los esquemas de la narrativa precedentes, pero apenas recibieron algunos aclamos de parte de la crítica.

A través de la publicación de las novelas La señora Dalloway y Al faro, los expertos en la literatura empezaron a tomar en cuenta su trabajo y a elogiarlo. La atención en estas obras está centrada en la técnica y en la experimentación en la que se basa la escritora, quien dentro de sus novelas solía incluir algunas prosas e imágenes que eran muy semejantes a un poema. Sus libros al estar orientados entre la acción y la intriga, invitan al lector a hacer acto de conciencia sobre la realidad y la poca estabilidad que hay en ella.

La obra de Woolf puede verse como una especie de dialogo que guarda con Bloomsbury, en especial su tendencia (informada por G.E. Moore, entre otros) hacia el racionalismo doctrinario.​ Bajo la influencia de la filosofía de Henri Bergson, Virginia experimentó con mucho interés lo que fue el tiempo en la narrativa, tanto en su plano individual, en el hilo de variantes en la conciencia del personaje, como en su relación con el tiempo histórico y colectivo.

Así, con su obra Orlando (1928) hace acto de una fantasía libre, basándose en aspectos esenciales de la vida de Vita Sackville-West, en que el personaje principal vive entre cinco siglos de la historia,​ esta obra se cataloga como diferente al resto dado que se presenta un personaje real por medio de “Una biografía”, como dice el subtitulo. En su novela Las olas (1931) presenta su ya conocido flujo de conciencia en seis personajes principales, con esto hace referencia a la corriente de sus ideales preconscientes tal como se encuentran en su mente, esta obra también se cataloga como opuesta a las demás dado que su narrativa no está en modo de una prosa.

En su última novela, Entre actos (1941) resume y hace presencia de las principales preocupaciones de la autora: 1) El cambio de la vida por medio del arte, 2) La dualidad en el ámbito sexual y 3) La reflexión sobre el flujo de la vida y el tiempo. Esta última novela es vista como su versión más lírica ya que toda ella está hecha por medio de versos.

No todo sus escritos fueron libros y novelas, también escribió diversos ensayos dirigidos hacia la condición de la mujer, en ellos hizo notar la identidad femenina como una construcción social y reivindicó el papel de la mujer escritora. En su novela, Una habitación propia hace referencia a la evolución del pensamiento feminista. Realiza también una que otra crítica literaria y fue escritora de dos biografías: Una cómica reconstrucción de la vida de los Browning a través de los ojos de su perro (Flush) y otra sobre el crítico Roger Fry (Fry).

De esta manera, junto al escritor E. M. Forster, escribió varias cartas dirigidas a los periódicos de Inglaterra acerca del papel de la censura en los ánimos de los demás escritores, esto surge a raíz del intento del Sunday Express de hacer omisión del libro con ambiente lésbico El pozo de la soledad (The Well of Loneliness, en inglés), de Hall.

Todas las obras publicadas de Virginia Woolf reciben influjos de Marcel Proust, James Joyce, Dorothy Richardson, Katherine Mansfield y posiblemente Henry James. Lo que hace de las novelas de Woolf especiales y que la destacan poniéndose de igual altura a sus contemporáneos es que buscó la manera de que sus novelas tuviera una nueva dirección, dejando de lado así el realismo que las demás obras abordan y abandonando la típica historia convencional y las características estereotipadas de cada personaje principal.

Virginia Woolf continuó escribiendo y publicando sus libros como una de las entidades femeninas públicas con éxito tanto de crítica como de público. Gran parte de su obra fue editada y publicada por la editorial que fundó junto a su marido, Hogarth Press. Desde su apogeo ha sido reconocida como una de las mentes literarias más influyentes del siglo XX y una de las más destacadas modernistas.

En esta misma línea de ideas, Woolf también es considerada como una de las más destacadas renovadoras del idioma inglés. En la mayoría de sus obras se puede ver cómo la escritora maneja la corriente del pensamiento, lo psicológico y hasta la emocionalidad de cada uno de sus personajes. La reputación de Woolf recayó al finalizar la Segunda Guerra Mundial, pero su nombre resonó nuevamente con el auge de la crítica feminista en los años 1970.

Los aspectos peculiares que posee Virginia Woolf como escritora de ficción en ocasiones tienden a dejar de lado su fuerza o bien, característica central: Woolf, es sin lugar a dudas una de las mejores novelistas dentro del idioma inglés. Sus obras son consideradas novelas de tipo experimental, es decir, ellas poseen una narrativa, frecuentemente sin acontecimientos y lugares comunes, esta se crea y a veces se deshace en la misma mente del personaje.

Caracterizada por poseer una narración de carácter lírico y una virtud estilística, ambas partes se fusionan y dejan ver una obra llena de impresiones tanto visuales como auditivas. Habiendo ya conocido acerca de cómo Virginia Woolf toma inspiración para crear las historias de sus libros, nos tomaremos un momento para mencionar y hacer una pequeña introducción a algunas de sus obras más destacadas.

Una Habitación Propia

En 1928 a la escritora le pidieron que realizara una serie de charlas que abarcaran el tema de la mujer y sus novelas. Lejos de todo tono lleno de dogmatismo o alguna presunción, planteó el tema desde una perspectiva realista, valiente y siempre a su manera, particular. Se le hizo una pregunta: ¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas? a la que dio respuesta: ”independencia económica y personal, es decir, Una habitación propia.” Solo nueve años atrás ya la mujer se le había concedido el voto y aun así, quedaba mucho camino por andar.

Son muchos los temas psicológicos y sociales que están expuestos en este ensayo con un punto de vista tan brillante, son atrapantes las diversas situaciones de la historia en donde se ve un involucramiento femenino y la sumisión de la mujer en la sociedad que hasta el día de hoy puede verse. Partiendo de un punto de vista que va directo al objetivo por medio de un lenguaje afilado, irónico e incisivo, Virginia Woolf cuenta una parábola acerca de sus opiniones sobre estos temas. Un relato de lectura apasionante, que nos transporta de la pluma de una escritora audaz sobre el feminismo.

Entre Actos

Fue la última obra de Virginia Woolf, Entre actos es el libro que escribió la autora antes de su suicidio en 1941. Su publicación fue de inmediato y hasta el sol de hoy es considerada como su obra más relevante, la quinta esencia de su carrera novelista, para muchos, es una novela que brinda una perspectiva decisiva y brillante a la literatura europea del siglo XX. La historia de la novela ocurre un verano de 1939 en Pointz Hall, en una casa de campo de la familia Oliver desde hace más de un siglo.

El punto central de este libro es la representación de la obra teatral que el pueblo donde van hace cada año, pero esta vez es escrita y dirigida por la dulce señorita La Trobe, en ella narra la historia de Inglaterra desde la Edad Media, hasta los días antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Se ven expuestos el presente y el pasado en referencia a la historia que está pasando y la que ahora ocurrirá, la presencia del mundo y el fin de este en el libro hace que sea una de las historias más controversiales de la escritora.

La Señorita Dalloway

La señora Dalloway, fue la primera obra con la que la escritora Virginia Woolf revolucionó la literatura para su momento. En ella nos cuenta la vida londinense de la joven Clarissa, una mujer de clase alta que está casada con un conservador diputado y que es madre de un joven adolescente. La historia da comienzo con una mañana soleada de 1923 finaliza esa misma noche, al momento que todos los invitados empiezan a irse de la mansión de los Dalloway.

A pesar que durante el día se da un evento trágico (el suicidio de un joven que volvió de la guerra psíquicamente perturbado), lo fundamental de la novela recae en los pensamientos que transcurren en la mente de cada uno de los personajes, con un lenguaje que permite que se tracen líneas en la conciencia de todos ellos y en quien lee la historia. Ha sido nombrada como una de sus grandes historias.

Flush

Flush es el nombre de un perro de raza cocker de orejas muy largas, de cola grande y grandes ojos color avellana. A los pocos meses de nacido es dado como un regalo a la poeta Elizabeth Barrett, volviéndose su fiel compañero y luego de esto, el cómplice de sus amores con el poeta Robert Browning. Virginia Woolf lo que logró fue hacer el relato del cocker de Elizabeth Barrett a modo biografía, consiguiendo así una de las obras más peculiares y divertidas de sus publicaciones.

Orlando

Toda escritura literaria de la pluma de Virginia Woolf está unida a su sentido de vida y Orlando no sera la excepción. Su amante Vita Sackville-West fue de quien obtuvo la inspiración para escribir este relato, pero hay algo que aclarar, ella no es Orlando. Orlando es un personaje que es difícil de encasillar, este vive en cinco siglos distintos (desde mediados del siglo XVI hasta principios del XX), es capaz de cambiar su sexo pero aun así mantiene su identidad original, es un embajador y por un tiempo breve viaja con una banda de gitanos itinerantes… Orlando es un personaje que busca vivir la vida en su máxima expresión, es visto desde un punto de la parodia, dado que Orlando no es en sí un solo ser sino muchos más.

Al Faro

Continuando con los libros más importantes de la autora, nos centraremos en uno de sus títulos más destacados en la literatura del siglo XX, basado en la infancia y adolescencia de la escritora, Al faro narra la historia de cinco niños y adultos que viven en la isla de Skye, en el período de entre guerras. El sonido del mar, la vista del enorme faro, la guerra, la muerte, el erotismo y el paso de los días se juntan en la narración de la novela y crean un oleaje de símbolos, palabras e imágenes.

Las Olas

Las olas (titulo original en inglés, The Waves) fue la obra número siete publicada por Virginia Woolf, lanzada el 8 de octubre de 1931, siendo la novela más experimental de la escritora. La estructura está constituida por los versos de seis personajes del libro: Bernard, Susan, Rhoda, Neville, Jinny y Louis, además de ellos, toma importancia el séptimo personaje que se llama Percival, aunque dentro del libro nunca habla por sí mismo.

Las narraciones entre los personajes se encuentran interrumpidas por tres cortos interludios en tercera persona, dando espacio para el detalle de la escena costera que presencian durante todo el día. En esta novela, Woolf  nos trae las reflexiones y pensamientos de un grupo de seis amigos, dichos monólogos internos dan la impresión de olas, es más parecido a un poema o bien una prosa que una novela clásica.

La Casa Encantada y Otros Cuentos

Virginia Woolf reconstruye en cierta medida los cuentos de miedo y terror por medio de herramientas que son efectivas para lograr el suspenso y la intriga requeridos, en el caso de este libro, narra la historia de una pareja que son visitados y acosados por espectros fantasmales. Entre los demás cuentos que abarca esta obra, encontramos:

  • LUNES O MARTES
  • UNA NOVELA NO ESCRITA
  • EL CUARTETO DE CUERDA
  • KEW GARDENS
  • LA MANCHA EN LA PARED
  • LA SEÑORA EN EL ESPEJO
  • LA DUQUESA Y EL JOYERO
  • MOMENTOS DE VIDA
  • EL HOMBRE QUE AMABA AL PRÓJIMO
  • EL FOCO
  • EL LEGADO
  • JUNTOS Y SEPARADOS
  • UN RESUMEN

Horas En Una Biblioteca

El papel relevante que ha crecido alrededor de Virginia Woolf como novelista y precursora de los derechos femeninos ha dejado de lado su importancia dentro de la crítica literaria, si bien se tiene a consideración su trabajo con Times Literary Supplement y en otras revistas de literatura donde se puede denotar su talento para la escritura clásica y fantástica, se ha dejado de lado el hecho de que ella ha participado como una crítica capaz.

El libro Horas en una biblioteca, engloba toda la trayectoria de la autora, tanto sus trabajos escritos como su desempeño en los ensayos y las críticas que ha elaborado en todo tipo de trabajos que ha tenido el gusto de revisar y hacer claros comentarios sobre los temas, entre los autores a los que les otorgó sus opiniones destacan Kipling, Melville, Dostoievski o Conrad.

Las Señoras Hemingway

Cargada de imaginación, meticulosa y con emociones vívidas, Las señoras Hemingway es una de las obras con más carácter auténtico que muchas de las biografías hechas por la escritora. Narra la historia que transcurre en una tranquila casa de familia en donde una mujer vive con sus cinco hijos y, frente a esta hay un edificio con nueve plantas que según dice, son una por cada amante.

Dentro de este edificio se encuentra viviendo Ernest Hemingway, un hombre que no está dispuesto a renunciar a la comodidad y tranquilidad que le brinda un hogar pero tampoco a la vida de las malas aventuras, es por esta razón que estuvo casado en tres ocasiones y en todas ellas hubo un triángulo amoroso de su parte que rompía todo y llenaba su vida de dolor.

Primero vino la dulce Hadley, con quien se divorció en el Paris bohemio de los años veinte. Luego le abrió su corazón a la elegante Fife, una despiadada periodista de guerra Martha Gellhorn, y finalmente Mary Welsh, una reportera que fue la que acompañó a Hemingway durante sus últimos años. Uniendo las voces que generan a este escritor, Naomi Wood hace el retrato de un hombre que es capaz de seducir a cualquier mujer por medio del habla pero que en su comportamiento no existe un mínimo de amor, así las tres mujeres dolidas se conocen y es momento de contar su versión de los hechos, y créanlo o no, tienen mucho que decir.

El Lector Común

Los ensayos escritos y los pensamientos acerca de como se construye el pensamiento creativo según Virginia Woolf, son el complemento ideal y esencial para poder comprender la narrativa de sus obras. Ademas de ser consolidada como una de las escritoras y críticas más resaltantes para el siglo XX, Virginia Woolf, fue una lectora vivaz dado el estilo de vida en el que estuvo implicada, gracias a esto, la autora podía realizar cualquier tipo de comentario acerca de algún libro o novela que tuviera en sus manos.

Este libro lo que hace es una recopilación de las distintas obras que Virginia Woolf leyó durante toda su vida, entre ellas destacan autores como: Defoe, Jane Austen, las Bronte, George Eliot, Conrad, Sterne o Thomas Hardy.

La escritora es vista como una mujer siempre atenta a los detalles encontrados en cada obra, capaz de hacer entender cada aspecto del libro a alguien que no tuviera conocimiento alguno de la novela. De esta forma, este libro con la colección de sus ensayos, hacen que toda persona tenga una clara perspectiva de lo que se puede encontrar en las obras de Virginia Woolf, cuya inteligencia y agudeza en ellos es espléndida a los ojos de todo mortal.

Los Años

Es una de las novelas más conocidas de Virginia Woolf. Nos cuenta la historia de Los Pargiter, nada especial en ellos, son lo que se podría considerar la típica familia de la burguesía, esta obra se encuentra ambientada entre los puntos finales de los estertores de la era victoriana y el inicio de los años treinta. Y dentro del núcleo familiar se evidencian las claras tensiones históricas, sociales e ideológicas de este momento de transición y niebla, fue la época en que un mundo se venía abajo para dar paso al comienzo de uno lleno de intriga.

La guerra, la estructura patriarcal, el capitalismo, el Imperio o el auge del fascismo son algunos de los aspectos que denotan dentro de la casa de esta familia inglesa, emparentada, podría decirse, con los Bunddenbrook, la familia alemana creada por Thomas Mann en su novela homónima.

Londres

Lo que la autora intenta hacer ver en esta obra, es la imagen de Londres, o del Londres que ella recuerda, vista como si fuera un cuaderno donde un pintor anota sus mejores ideas. Son muy escasas las escritoras que guardan una relación con Londres como Virginia Woolf, tanto es su unión con esta ciudad que logró transformar a la conocida tierra del Tamesis en uno más de sus personajes. En este libro hace unión con seis de las piezas más fundamentales de la obra. La Sra. Dalloway que escribió en 1931 para la revista Good Housekeeping en donde aborda distintos aspectos de la vida, la arquitectura, las gentes y la historia de Londres.

El primer relato, titulado Retrato de una londinense, se tenía la idea de que se había perdido en el tiempo, más adelante fue hallado en una biblioteca y anexado para poder realizar su publicación por primera vez. Al leer este libro lo que sentirá el lector es que ha viajado sin salir de su casa a Londres, entre sus páginas se encuentran redactados con tanta dedicación y amor la bruma de los muelles, la marea humana que fluye por Oxford Street, las casas de grandes escritores, los pináculos góticos de abadías y catedrales o el esplendor de la Amara de los Comunes. Iluminados con fotografías de la época, estos textos se convierten en deliciosos paseos por una de las grandes capitales de la literatura occidental.

Cuentos Completos

En Cuentos completos se unifican la mayoría de los escritos de Virginia Woolf. A pesar de que su fuerte siempre ha estado vinculado con la escritura de novelas y obras, no era de esperarse que Woolf tuviera también éxito en la creación de historias breves, como en uno de ellos, titulado La sociedad vemos este pequeño extracto:

“Asi comenzó todo. Eramos un grupo de seis o siete reunidas después del té. Algunas miraban hacia la sombrerera de enfrente, donde las plumas rojas y las pantuflas doradas seguían iluminadas en la vidriera; otras dejaban pasar el tiempo construyendo pequeñas torres de azúcar en el borde de la bandeja del té. Pasado un momento, según lo recuerdo, nos ubicamos alrededor del fuego y comenzamos, como de costumbre, a elogiar a los hombres.”

Interpretaciones de críticos modernos

En la actualidad todos los estudios relacionados a la autora Virginia Woolf se han concentrado en la temática feminista y lésbica que aborda en sus novelas, como se puede apreciar en la colección de libros de 1997 o ensayos críticos, Virginia Woolf: Lesbian Readings, edición de Eileen Barrett y Patricia Cramer. De manera más controversial, Louise A. DeSalvo hace la interpretación de la vida y de las obras escritas de Woolf por medio del lente donde se habla del presunto abuso sexual que la autora experimentó en su adolescencia por parte de alguno de sus hermanos, tal como lo narra en su libro de 1989 Virginia Woolf: The Impact of Childhood Sexual Abuse on her Life and Work.

La ficción de Woolf también hace relevancia a la neurosis experimentada por la guerra, la división de las clases y la sociedad británica reinante a ese entonces. Sus obras más destacadas que no involucran temas ficticios, Una habitación propia (1929) y Tres guineas (1938), ambas tocan el tema de las dificultades que una mujer escritora o bien intelectual tiene que vivir por el hecho de que el control legal y económico es manejado por el hombre, de esta forma abriendo una brecha entre la educación y el desarrollo integral que puedan llegar a tener en una sociedad que estaba viviendo entre las guerras.

En la novela de la escritora Irene Coates Quién teme a Leonard Woolf: un caso por la cordura de Virginia Woolf asume la postura que el tratamiento que le proporcionó Leonard Woolf dio a su esposa fue el responsable de la decaída de la salud de su mujer y dando así su muerte. Dicha teoría no es aceptada por el círculo familiar de Leonard, a pesar que al hacer una investigación profunda se da a notar que esta llena unos vacíos en la historia de Virginia Woolf.

En un caso contrario, el libro de Victoria Glendinning Leonard Woolf: A Biography, que esta tiene un mejor basamento en la investigación y es avalado por los críticos contemporáneos, argumenta que Leonard Woolf no solo era un marido devoto a Virginia, sino que además le brindaba libertad y espacio para que su espíritu creativo tuviera el mejor ambiente para desarrollarse. En otros relatos se toman a consideración el anti semitismo de Virginia (Leonard fue un judío secular) ya que estos en primera instancia no forman parte del contexto histórico de sus obras y cabe mencionar que son exagerados. Los propios diarios de Virginia apoyan este punto de vista del matrimonio de los Woolf.

Mientras Virginia Woolf vivía, se hizo la publicación de al menos un libro acerca de su biografía. El primer estudio que se realizó acerca de su historia de vida estuvo a manos de su sobrino Quentin Bell y fue publicado en el año 1972. Para ese mismo año, el escritor Thomas Caramagno publicó el libro The Flight of the Mind: Virginia Woolf’s Art and Maniac-Depressive Illness. La biografía de la autora a manos de su manager Hermione Lee Virginia Woolf (1996) brinda una perspectiva de la vida de Woolf más sincera y verídica.

En 2001 Louise DeSalvo y Mitchell A. Leaska se dieron la tarea de editar The Letters of Vita Sackville-West and Virginia Woolf. La novela de Julia Briggs, Virginia Woolf: An Inner Life, fue publicada para el 2005, y hasta el día de hoy es el estudio más actualizado de la vida de la autora, este toma como punto central las obras de Woolf, sin dejar de lado sus novelas y los diferentes comentarios acerca del proceso creativo, para arrojar luz sobre su vida. El libro de Thomas Szasz My Madness Saved Me: The Madness and Marriage of Virginia Woolf (ISBN 0-7658-0321-6) fue lanzado en el 2006.

El estudio hecho por Rita Martin Flores No me pongan (2006), hace alusión a los últimos días de vida de Woolf con el fin de abrir debate acerca de temas polémicos como la bisexualidad, el judaísmo y la guerra. Escrito en español, la obra fue interpretada en Miami con dirección de la actriz Miriam Bermúdez.

El cine

  • ¿Quién teme a Virginia Woolf? fue una obra teatral estadounidense (1962) de Edward Albee y posteriormente una película (1966) dirigida por Mike Nichols (guion de Ernest Lehman adaptado a partir de la obra). Dentro de la obra la autora no es en sí un personaje, según los creadores de la obra, el título no es mas que una broma académica que hace referencia a ¿Quién teme vivir la vida sin falsas ilusiones?. Lo que de verdad habla esta pieza teatral es la vida de una pareja universitaria disfuncional.
  • Mrs. Dalloway lanzada en 1997. Guion: Eileen Atkins. Dirección: Marleen Gorris. Intérpretes: Vanessa Redgrave, Natascha McElhone y Michael Kitchen.
  • Virginia Woolf es uno de los personajes que aparecen en la película Las horas (2002), dirigida por el director Stephen Daldry y basada en la novela homónima de Michael Cunningham, la historia gira en torno a la novela de Virginia Woolf titulado La señora Dalloway. Por su interpretación de la escritora, Nicole Kidman se llevó un Oscar a la mejor actriz.

Bibliografía de Virginia Woolf

Para realizar el cierre a este artículo, en este apartado haremos solamente las menciones de todas las obras, novelas, ensayos, biografías y otros libros hechos por esta escritora, para que usted pueda conocer a totalidad de su trayectoria.

Novelas

  • Fin de Viaje.
  • Noche y día.
  • El cuarto de Jacob.
  • La señora Dalloway.
  • Al faro.
  • Orlando.
  • Las olas.
  • Los años.
  • Entre Actos.

Recopilación de cuentos

  • Kew Gardens (1919).
  • Monday or Tuesday (1921).
  • The New Dress (1924).
  • A Haunted House and Other Short Stories (1944).
  • Mrs. Dalloway’s Party (1973).
  • The Complete Shorter Fiction (1985).
  • La niñera Lugton (1992).
  • Una rosa sin espinas (1999).
  • La viuda y el loro (1989).
  • La sociedad (1999).

Biografías

  • Biografía de Orlando
  • Biografía de Flush.
  • Una biografía de Roger Fry.

Libros de no ficción

  • Modern Fiction (1919).
  • The Common Reader (El lector común, 1925).
  • A Room of One’s Own (Una habitación propia, 1929).
  • On Being Ill (1930).
  • The London Scene (1931).
  • The Common Reader: Second Series (1932)
  • Three Guineas (Tres guineas, 1938).
  • The Death of the Moth and Other Essays (1942).
  • The Moment and Other Essays (1947).
  • The Captain’s Death Bed And Other Essays (1950).
  • Granite and Rainbow (1958).
  • Books and Portraits (1978).
  • Women And Writing (Las mujeres y la literatura, 1979).
  • Collected Essays (cuatro volúmenes).
  • Paseos por Londres, 2015.

Teatro

  • Freshwater: A Comedy (interpretado en 1923, revisado en 1935, y publicado en 1976).

Diarios y escritura biográfica de la autora

  • A Writer’s Diary (Diario de una escritora, 1953). Son fragmentos de su diario personal.
  • Moments of Being (Momentos de vida, 1976).
  • A Moment’s Liberty: the shorter diary (1990).
  • The Diary of Virginia Woolf (cinco volúmenes). Diario de Virginia Woolf desde 1915 hasta su muerte en 1941.
  • Para España se han publicado los siguientes volúmenes:
    • El diario de Virginia Woolf Vol. I (1915-1919).
    • El diario de Virginia Woolf Vol. II (1920-1924)
    • Diario íntimo I (1915-1923).
    • Passionate Apprentice: The Early Journals, 1897-1909 (1990)
    • Travels With Virginia Woolf (1993). Diario del viaje a Grecia de Virginia Woolf.
    • The Platform of Time: Memoirs of Family and Friends (2008).

Cartas enviadas

  • Congenial Spirits: The Selected Letters (1993).
  • The Letters of Virginia Woolf 1888-1941 (seis volúmenes, 1975-1980).
  • Paper Darts: The Illustrated Letters of Virginia Woolf (1991).
  • Carta a un joven poeta (1932).

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que toda la información que le brindamos le fuera de utilidad. Si está interesado en conocer más resúmenes de libros y conocer a otros autores, le recomendamos leer: De la tierra a la luna y La Isla del Tesoro: Resumen

(Visited 404 times, 1 visits today)

Deja un comentario