La Sonrisa Etrusca: Argumento, personajes, opiniones y más

La Sonrisa Etrusca es una novela del escritor español José Luis Sampedro que se publicó en 1985 y que se ha considerado como una de las mejores novelas en idioma español del siglo XX, en ella se narra la historia de un hombre del campo al cual su hijo se lleva a la ciudad para ser tratado por un cáncer, pero te invitamos que sigas leyendo para que conozca mejor esta novela.

la sonrisa etrusca-1

Argumento de La Sonrisa Etrusca

En Milán se encuentra Salvatore Roncone, un hombre viejo, malhumorado, terco y muy apegado a su tierra de Calabria, lugar donde nació, pero que es llevado a la ciudad por su hijo Renato para que sea tratado porque tiene cáncer. Saliendo del campo se encuentra con una ciudad y un mundo diferente, el de su hijo la esposa, que tienen a su hijo Bruno con ellos, un bebé de 13 meses.

Estos se han convertido en una familia burguesa y de ciudad, en el sur de Italia, un mundo en donde la comida es diferentes y tienen costumbres machistas y diversas peleas de familias. A Salvatore le decían Bruno en su comunidad clandestina de la resistencia italiana, un hecho que su propio hijo desconocía, así que el nombre de su nieto lo llena de felicidad.

Así mismo la conexión entre abuelo y nieto es inmediata, hacia el demuestra toda la ternura y le quiere enseñar el amor por la vida, pero que sabe que debido a su enfermedad esta se le está terminando. Pero la enfermedad no es motivo para que el no siga teniendo una vida y quiere demostrar que aún puede tener una existencia normal y se enamora nuevamente de una mujer para demostrar que nunca es tarde para el amor.

la sonrisa etrusca-2

José Luis Sampedro, nació en 1917 en España y falleció en el año 2013. En el año 2011 se le otorgó el Premio Nacional de las Letras Españolas, fue humanista y economista. Sus obras más conocidas son Octubre, Octubre (1981), La Sonrisa Etrusca (1985) y El Amante Lesbiano (2000). Fue con esta novela La Sonrisa Etrusca, que tiene un estilo romántico y una situación de drama con la que llegó a conocerse mundialmente, un personaje ya mayor con una enfermedad en estado terminal, pero que no busca hacer de la situación un tema depresivo.

Por el contrario realizó la misma para demostrar los sentimientos que se pueden despertar en un hombre de 67 años, que se había acostumbrado a vivir sin mostrar sus sentimientos y sensibilidad, gracias al cariño que le demuestra su nieto de poco más de una año de edad. Tal vez quieras conocer un poco sobre la obra La Borra del cafe.

Personajes

En una novela de drama, romance y diversión, la enfermedad como el cáncer y el amor por un niño, hacen de la historia de Salvatore el nuevo renacer del amor de un hombre que nunca había expresado sus sentimientos. Los personajes principales de la novela son:

Salvatore Roncone: un hombre bastante mayor, 67 años, que tienen un tumor cancerígeno, este le coloca el nombre de rusca a su tumor, su hijo se lo lleva a vivir a Milán, pero él siempre estuvo acostumbrado a la vida del campo, no le agrada la ciudad, pero al sentir que su muerte es cuestión de tiempo decide irse con él y acudir al médico para hacerse un tratamiento para salvar su vida  allí es donde conoce a su nieto con el cual dejará mostrar sus sentimientos y sensibilidad.

Renato Roncone: es el hijo de Salvatore, un hombre simpático y de familia que se preocupa por la salud de su padre, y en vista de su enfermedad toma la decisión de llevárselo a su casa, aunque este estaba acostumbrado a vivir solo en su campo, ya que había enviudado y todos sus hijos se habían marchado. Está casado con Andrea y tiene un hijo de nombre Bruno.

Andrea: es la esposa de Renato, una mujer muy estricta y ordenada sobre todo en su casa, con la que Salvatore llegara a tener situaciones estresantes y de humor, ya que él no sabe de reglas ni de normas dentro de una casa, que es lo que ella le quiere imponer desde su llegada.

Brunettino (Bruno): el hijo de Renato y nieto de Salvatore, es entorno a este niño de un año de edad que se hace una relación con Salvatore, ya que este desde que llega a Milán lo único que hace es hablar mal de la ciudad. Pero a través del cariño de este bebé que comienza a dejar salir su lado cariñoso y tierno.

Hortensia: el último amor de Salvatore, con la que llega a conocer como se debe amara perfectamente a una mujer, con ella se llega a casar.

Annunziata: la niñera de Brunettino, cuando los padres están trabajando, ella junto a su sobrina Simonetta son las que se encargan del hogar.

Dunka: un amor en el pasado de Salvatore, la mujer que suele nombrar cuando se acuerda de sus pasiones juveniles.

Valerio: un estudiante de la universidad que se lleva a Salvatore para que de conferencias en la misma sobre cómo es la vida en los pueblos del sur de Italia.

También se mencionan como personajes al Profesor Buoncontoni: es el que dirige las conferencias de Salvatore en la Universidad y Cantannote un enemigo de Salvatore y que estuvo con él en su lucha de la resistencia en una Italia dominada por Mussolini. La Historia Interminable es otra novela que no debes dejar de conocer.

Opiniones

La novela La Sonrisa Etrusca suscitó diversas opiniones, sobre todo por tocar el tema de una enfermedad terminal como el cáncer y la muerte que se espera de ellas, pero esta novela destacó por su gran carga de emociones y sensibilidad, que no llega al dramatismo extremo. Periódicos españoles como El País y El Mundo le dieron una buena calificación y reseña y la mencionan como una de las mejores novelas del siglo XX.

La novela ha sido llevada al teatro en España, y de allí salió a diversos escenarios mundiales en donde muchos actores y actrices famosos han participado en su producción, actualmente se tiene un proyecto para llevar la misma al cine pero aún no se han concretado las negociaciones.

Frases

La novela tiene un alto contenido de sensibilidad ante una enfermedad y sobre todo del cariño que surge entre un abuelo y su nieto, aquí te dejamos algunas de las mejores frases de esta novela:

“Solo cuenta estar sereno, si en la parte inferior hay un incendio”

“Que interesa si tengo la boca sin abrir. ¡Cuando se piensa con el espíritu todo logran oírte!”

“La felicidad es tan fuerte que termina doliendo y oculta las palabras”

“Duerme con tranquilidad… la brisa huele a cereal recién arrancado, su olor es dulce, es respirar dulce, es vivir…”

“No es un monte en llamas, es un manantial que vive siempre, y no hay sed que no pueda ser mitigada”

“Ya el último paso esta dado, las reminiscencias dejan de ser tristeza y comienza la libertad…”

“En un momento de impulsividad se abrazaron, se abrazaron. Tan fuertemente que los pechos de cada uno estaban tan cerca que sus corazones podían besarse”

“Si en bebe no hubiese estado dormido en profundidad, hubiese sentido en su mejilla rosada esa lágrima que estaba resbalando por la mejilla arrugada como cuero”

“En las motivaciones humanas lo que no es del cuerpo es de la sociedad… Nuestra manera de actuar es a través de la genética, la adrenalina, los cuales se unen a la educación y a la manera como nos hace comportar la sociedad”

“Así sea una mentira dime que me amas”

“Probablemente era feliz, de seguro… se sentía bonito ¿sabes?, dar felicidad es hermoso”

“Con serenidad delante de la puerta que iba a pasar, ya sabe cuál será la manera de vencer a su destino, ocultándose en lo que no se puede destruir: el presente vivir su presente con todo y su fondo”

“Debes acordarte bien de lo que te digo hijito: no debes olvidarlo: las mujeres te darán muchas sorpresas en todo momento. Cuando piensas que ya conociste todas las cartas, sale la reina de sota y después te sale una nueva carta”

“Simonetta a veces dedicaba pequeñas sonrisas cómplices al viejo. Esta presencia de juventud hacía florecer flores en el viejo corazón cansado”

“El viejo se vio con sorpresa apretando al niño hacia su pecho, estaba caliente y ala ves asustado, lo aflojo un poco por miedo de que se ahogara y luego lo vuelve a abrazar”

“¿Por cuánto tiempo podría ver ese rostro inmune donde siempre había visto seguridad? La vida misma los había apartado, los llevó por caminos distintos y no obstante siempre echaba de menos la protección que le daba su viejo roble”

“Pronto debía levantarse para hacer su rutina de la mañana: caminar por la tierra humedecida por el frío de la noche, aspirar el aire que recién sale de la mañana, ver cómo crece la aurora en el cielo, oír el cantar de las aves, allí podía hacerlo, pero aquí…”

“Jamás estarás solo Brunettino de mi vida, todos mis noches te pertenecen. Debo decirte muchas cosas, todo lo que debes saber, y que yo aprendí en mucho tiempo, aunque soy un hombre cabeza dura y es hasta ahora que lo llegue a aprender contigo”

“Al día siguiente Andrea acaba complaciendo con ese libro de criar a los niños que dice a la hora que debe despertarse y comer un bebe cuando tiene hambre, como si eso no lo supiera cada madre, incluyendo aquellas que no saben leer”

“Ella coloca sus mejillas como el momento cuando este le llevo rosas, él como todo caballero se quita el sombrero y le da un besa en cada mejilla. Cuando ya se van, y ve que ella entra, él logra llevarse lo suave de sus labios, el roce de sus cabellos en su frente y su perfil grabado en la memoria”

“Se paran frente a un quiosco. Le gustan las caratulas de las revistas como si fueran niños viendo estampas”

“Dios no supo hacer bien la creación. Deberíamos vivir las mismas veces que los árboles, que después de un mal año logran tener hojas nuevas y comienzan nuevamente”

“Nosotros solo tenemos una primavera, un verano y después al foso… por eso debemos tener ramas fuertes desde el comienzo, yo vi la luz en Pedregal y no tengo quejas, yo solo puede enderezarme, pero pude tener mejores flores”

“La experiencia más vana, dirán. Pero piénselo bien: ¿Tal vez no son milagros la luna, el mar, una rama que se mueve con la brisa, todo lo que tiene la vida cotidianamente?”

“Llamamos insignificante un milagro que pasa y nadie lo ve, pero esa noche yo conté con suerte. La vida me dio discernimiento y el niño fue mi fruto germinando en mis brazos, con la disposición de llenarse de gente y de experiencias, pasiones y secretos. Pude verme en la muerte, pero me acordé de él. Me agradecí estando viejo ya que de esa manera podía saborear ese momento eterno, sentí que su carne era la mía cuando lo cargue en mis brazos” Una historia que llegará a tu alma es Las Cenizas de Ángela.

Resumen

Esta novela cuenta la historia de Salvatore Roncone, un hombre de 67 años que le descubre que tiene un cáncer en la zona del abdomen, de allí uno de sus hijos de nombre Renato decide hacerse cargo de él y llevárselo a Milán en donde vive con Andrea su esposa y su hijo Brunettino de un año de edad, para que se haga los exámenes y comience un tratamiento médico.

Salvatore acostumbrado a su vida de campo tiene una manera de pensar dura, es rudo, de maneras de vivir sencillas y le cuesta tener relaciones en esta ciudad, no se acostumbra a la casa de su hijo y le hacer saber que no le gustan los sabores de la comida, ni la forma de ser de las personas, lo cual genera situaciones humorísticas en la novela. Él está predispuesto ante esta ciudad la cual cree que no es buena como el campo, hasta que comienza a relacionarse con Brunettino su nieto de un año de edad.

Andrea la esposa de su hijo, le coloco ese nombre y no sabía que ese era el apodo de Salvatore cuando estaba de partisano clandestino en la lucha contra el fascismo italiano en la Segunda Guerra mundial. Renato le pide le perdone que no le puso su nombre, pero el padre le cuenta que ese era el nombre que le decían sus mejores amistades en la juventud, y le dio las gracias a su nuera por haberle puesto ese nombre a su nieto.

Pero esta solo tiene con él diversas discusiones por la actitud del anciano y la manera de ella de llevar organizadamente su casa, pero luego decide armarse de paciencia para sobrellevar a su suegro. Al lado de Bruno, Salvatore ve su vida desde otro punto de vista, se llena de sensibilidad, y logra expresar sus emociones y sentimientos, ya que cuando sus hijos eran pequeños no pudo tener la oportunidad de tenerlos en sus brazos y de pasar tiempo con ellos, ya que en el campo esas muestras de cariño eran solo para las mujeres, y los hombres cargaba a sus hijos solo en fechas especiales.

Andrea dejaba que él tuviera relación con su hijo, y así Salvatore le tomó mucho cariño, le hacía muecas con la cara, jugaba con él, lo consentía como nunca lo pudo hacer son sus hijos, y por tenerle en tan poco tiempo amor hacia él, dejó el cigarro, para que su ruca (su enfermedad) que lo estaba llevando a la muerte, no se desarrollara más, así que cuando sentía mucha necesidad de fumar se iba lejos de donde estaba el bebé para que el humo no le afectará.

Posteriormente el comenzara a ganar esperanzas, compartirá más con su familia y sobre todo cuando conoce a Hortensia, una mujer de su edad de la cual llega a enamorarse nuevamente, después de haber pasado tiempo de la muerte de su esposa, lo cual lo llevó a estar sumamente deprimido.

Después de estar con su familia y de recordar momentos vividos, la salud de Salvatore comienza a mermar, el cáncer avanza sin piedad, y comienza a tener síntomas de demencia propia de la vejez, que llega a olvidar quien es él, se marea y su cuerpo no tiene las mismas respuestas rápidas de antes. El final de la novela es la inevitable muerte de Salvatore que lo hace con una sonrisa etrusca en su cara. También te podemos sugerir la novela La Catedral del Mar.

Resumen por capítulos

Esta novela no tiene capítulos definidos pero se podría dejar una esquematización de la misma por etapas:

Primera Etapa: cuando Renato va a buscar a su padre al pueblo. Salvatore sale de la Villa Giulia hacia Milán en donde vive Renato. Salvatore está en el museo etrusco esperando por su hijo, en este viaje el comienza a reflexionar sobre el avance de su enfermedad y sobre como este debía sentirse para aceptar salir de su pueblo, la última vez que salió de allí fue cuando murió su esposa, y se fue a Milán a pasar un tiempo con su hijo, pero solo estuvo 15 porque no soporto la ciudad y se fue nuevamente a su pueblo.

Para Salvatore las ciudades son una trampa para las personas que quedan encarceladas en ella por siempre. Conoce a la esposa de su hijo, Andrea y a su nieto Brunettino, y cuando lo ve comienza a darle mucho cariño, además le cuenta a su hijo que así le llamaban a él cuando era un partisano en los años de la guerra. En la casa tiene muchos desacuerdos en la preparación de las comidas, todo está enlatado y no hay nada natural.

En la noche come unas peras que le da su hijo pero casi no las pasa porque son de las importadas y le parecen muy insípidas, cuando anda en la calle piensa que alguien va a robarlo. Le sigue tomando más aprecio a Brunettino y la forma en que está siendo criado, cuestiona el tiempo que lo dejan durmiendo en un cuarto solo, se guían por libros para criarlo, pero solo se resigna ya que ellos deben saber lo que están haciendo. Luego va al médico para comenzar con los exámenes para su enfermedad.

Salvatore recuerda cosas de su juventud, peleas con un enemigo llamado El Cantanotte, tiene malos recuerdos de éste ya que había robados las tierras de unos campesinos y se había aliado a unos políticos para seguir robando a los pobladores, pide tener tiempo para verlo muerto. Llega el momento en que Salvatore comienza a mostrar sus sentimientos con el nieto, para un hombre rudo, del campo, ahora ve como perdió gran parte de su vida al no estar al lado de sus hijos cuando eran pequeños.

En su segundo examen médico, le hacen más análisis pero los resultados deben esperarlos un tiempo. La niñera Annunziata, le dice a Andrea que Salvatore es una persona que puede cuidar al niño, que está dejando de fumar y de hacerlo lo hace lejos del bebé. También conoce a Simonetta la sobrina de Annunziata, una chica que viene del sur de Italia y le cae bien porque siente amor por el campo y quiere estudiar veterinaria.

Segunda Etapa: cuando Salvatore está en el museo viendo la obra “El Sarcófago de los esposos”. Mientras Salvatore esperaba a Renato en su llegada a Milán se quedó viendo este cuadro y él pregunta porque están sonriendo, Renato le dice que eso no es una sonrisa como tal, sino una muestra de alegría al ver a Dios.

En esta parte también es invitado por un joven universitario para que de unas charlas de cómo es la costumbre y lo tradicional en la vida del campo y del sur de Italia, le dicen que su eterno enemigo Cantanotte esta muy enfermo, él se alegra por ello ya que piensa que puede asistir a su funeral, y no al contrario como su enemigo pensaba.

Tercera Etapa: cuando conoce a Hortensia, la última mujer que le hace compañía. Salvatore conoce a Hortensia cuando pasea con Brunettino, un carro paso y los salpicó de agua, él se puso bravo y comenzó a correr detrás del carro profiriendo insultos al conductor, y había dejado al bebé solo en el cochecito, cuando se regresó a buscarlo una mujer lo estaba cuidando, era Hortensia.

Ella luego lo invita a su casa en una día lluvioso, comen y hablan del pasado, el sabe por ella que es viuda, y ambos comparten su dolor por la muertes de sus cónyuges, la amistad va creciendo poco a poco. Andrea y Renato escuchan de las hazañas de Salvatore en la clandestinidad cuando luchaba contra los alemanes, allí conocen que su apodo era bruno, después fue nombrado alcalde del pueblo y nunca dejo que los campesinos fuesen robados en sus tierras. El doctor le dice que la enfermedad está avanzando y que no le queda mucho tiempo de vida.

El cáncer está avanzando y su salud va empeorando. Hortensia llama a Renato ya que Salvatore se desmaya en su baño, en ese momento es que se entera de donde se la pasaba Salvatore. Ella le dice como se conocieron y de habían hablado.

Cuarta Etapa: cuando la enfermedad mortal avanza y deteriora su salud. Salvatore es llevado al hospital, luego de dan alta y se va a la casa de su hijo a seguir el reposo, pero la enfermedad está avanzando, decide visitar a Hortensia y le pide que se vaya con él a su pueblo. Andrea la invita a que vaya a su casa, y al llegar se percata que Salvatore está desvariando y tiene lagunas mentales. En la última conferencia que da en la universidad los profesores le regalan en un sobre lo primero que dijo en sus conferencias para dárselas de regalo a su nieto, el da las gracias, ya que así cuando se haya ido su nieto podrá escuchar su voz.

Salvatore sigue perdiendo la memoria, y a veces se pierde en la ciudad, al ver a los policías cree que son agentes alemanes que están invadiendo a Roma, le consiguen información de Renato y lo llaman, este preocupado va a buscarlo a la comisaría, y le reprenden por dejarlo en su condición andar solo en las calles. Salvatore dice que ama a Hortensia y quiere casarse con ella, esta le dice que sí, pero que no deben casarse para estar sus últimos años juntos.

Cuando se casa solo le pide a Renato las cosa personales de Salvatore, Andrea se extraña que no haya pedido dinero o algo más por si el viejo se ponía peor. En el matrimonio solo estaban los familiares y amigos. Un día jugando con su nieto en la cama sintió un fuerte dolor de pecho y murió, escuchó cuando su nieto le dijo Nonno y allí se quedó en la oscuridad con una hermosa sonrisa en la cara.

(Visited 5.425 times, 1 visits today)

Deja un comentario