Resumen de Papaíto Piernas Largas (Libro) Jean Webster

Papaíto Piernas Largas es un libro escrito por Jean Webster en el año 1912, el mismo cuenta con solamente dos capítulos titulados: Miércoles Negro y Cartas de la señorita Jerusha Abbott al Señor Papaíto Piernas Largas. En el artículo de hoy le brindaremos el resumen Papaíto Piernas Largas y otros detalles acerca de la obra.

resumen papaito piernas largas

¿De qué trata Papaíto Piernas Largas?

Jerusha Abbot era una jovencita de 18 años de edad que durante toda su vida estuvo en un antiguo orfanato llamado Hogar John Grier. Entre todos los huérfanos que se encontraban en el hogar ella era la mayor, al cumplir los 16 años se supone que debía abandonar el recinto pero logra conseguir un permiso para permanecer más tiempo accediendo a trabajar cuidando a los niños más pequeños del lugar y a realizar todos los quehaceres.

En un ”Miércoles Negro” (denominación que usaba Jerusha para referirse a la visita que realizaban los Síndicos que mantenían al orfanato), la directora del orfanato le pidió a Jerusha hablar en privado en cuanto el día hubiera finalizado. Cuando ella ya se encontraba de camino a la oficina de la directora pudo visualizar la sombra de uno de los Síndicos, que ya estaba de salida. En su sombra podía ver unas piernas realmente largas, llegó a pensar que en verdad se trataba de un ”Papaíto Piernas-Largas” (Daddy Long-Legs), un nombre común que se les atribuía a las arañas de grandes y largas patas.

Una vez que estuvo con la directora, Jerusha recibió la noticia: el Síndico que le había visto la sombra había decidido mandarla a estudiar a la Universidad para que se convirtiera en una escritora, esto ocurre ya que el mismo había leído una pequeña narración de la joven en donde contaba en tono gracioso y un tanto desvergonzado todo lo que ocurría en los ”Miércoles Negro”. El señor se encargaría de pagar sus estudios y le brindaría a la joven una gran mensualidad, a cambio, el hombre solo pedía una cada carta mes escrita por Jerusha, en donde le contara acerca de cómo iban sus estudios y las cosas que hacía en su día a día. El desconocido Síndico le pidió a Jerusha que se refiriera a él como John Smith, él explicó que nunca le diría su verdadero nombre así como jamás respondería las cartas que ella le hiciera llegar.

Luego de esto, el resto del libro son las cartas que escribe ”Judy” nombre que elige a partir del segundo capítulo para escribir sus cartas, en éstas se puede apreciar el crecimiento que ha tenido la joven en los ámbitos intelectual, social y personal en sus cuatro años de estudios en la Universidad.

resumen papaito piernas largas

Resumen del libro Papaíto Piernas Largas

Jerusha Abbot es una joven chica de 18 años que ha pasado la mayor parte de su vida en el orfanato John Grier. Al ya tener la mayoría de edad es la mayor de entre todos los huérfanos, se supone que ya no debería estar en el hogar al haber cumplido los 16 años pero puede optar por un permiso, debido a las excelentes calificaciones que tiene, por lo que mientras se mantiene en el orfanato se ocupa de las tareas y de cuidar a los niños más pequeños.

Al terminar un ”Miércoles Negro” como los llamaba Jerusha, cuando los benefactores del orfanato hacían una visita, la directora del mismo le pide hablar con ella en privado. De camino a la oficina, Jerusha ve la sombra de uno de los benefactores que se está marchando ya del hogar, en la sombra que se refleja en la pared se le podían ver unas largas piernas, por un instante llegó a pensar que se trataba de un papaíto piernas largas, un tipo de araña con grandes y largas patas.

Cuando se encuentra reunida con la directora ésta le comenta que el señor que acaba de salir ha tomado la decisión de enviarla a la Universidad para que estudie y se convierta en una escritora, le explica que él había leído una de sus narraciones acerca de los acontecimientos que se llevaban a cabo a cada primer miércoles del mes. Comenta que el señor se encargará de pagar todo lo necesario de su matrícula y solo le pide que cada mes ella le escriba una carta donde le cuente como le va en sus estudios y en su vida. Otra petición que realiza el hombre es que en cada carta, Jerusha se dirija a él como el señor John Smith, y que nunca revele su verdadero nombre así como jamás él contestará las cartas que reciba de ella.

Al llegar a la Universidad, Jerusha ahora adoptando el nombre de Judy queda fascinada con la misma. Tiene su propia habitación, al lado de dos otras nuevas estudiantes, Sally McBride y Julia Rutledge Pendleton, de quienes se hace amiga. Temerosa de la reacción de sus nuevas amigas acerca de haber vivido gran parte de su vida en un orfanato, decide cambiar la historia y cuenta que sus padres murieron hace años y que ahora está al cuidado de un hombre mayor bondadoso.

Cuando llega la navidad, Judy recibe una gran cantidad de regalos de parte de su benefactor, ella va imaginando que cada uno de ellos es de parte de sus familiares.

Desde el inicio, Judy mostró gran desempeño en la materia de escritura en inglés, incluso pudo publicar varios de sus escritos en la revista mensual de la universidad, sin embargo, mostraba grandes dificultades en las materias numéricas y latín, aprobándolas a duras penas. En ese momento decide poner más fuerza para así no decepcionar al hombre que ha cuidado tanto de ella.

En un momento de la historia, la joven cae enferma de amigdalitis, mientras está en la enfermería recibe unas rosas y una tarjeta de parte de su papaíto piernas largas lo cual la llena de alegría. El tío de Julia, el señor Jervis Pendleton, llega de sorpresa a la universidad para ver a su sobrina, pero ella debía asistir a sus clases así que le pide a Judy que le haga compañía hasta su regreso. El tío resulta ser muy simpático, quien la llevó incluso a tomar té, con galletas, torta y helados.

Judy pasa sus vacaciones de verano en la granja los Sauces, con el matrimonio Semple, en donde la tratan muy bien y cada día es mejor que el anterior. Pronto Judy se entera que la granja fue un obsequio de parte del señor Jervis Pendlenton a la señora Semple, quien fuera su nodriza. En ese lugar también va descubriendo cosas acerca del noble y honesto “niño Jervis”.

De regreso a la Universidad, Judy, Sally y Julia comparten escritorio y tres dormitorios pequeños, por lo que se hacen más amigas. Sally le hace la invitación a Judy a pasar las navidades con ella y su familia en su casa en Massachussetts. Estando ahí descubre lo que se siente ser parte de una familia completa, con padre, madre, hermanos, una abuela y hasta un gato. Tiene la dicha de conocer al hermano de Sally, Jimmy, un joven apuesto que además es junior en una universidad de prestigio, ambos entablan una hermosa amistad. La familia organiza un baile en honor a Judy, su primer baile verdadero.

De regreso a la Universidad, las chicas son visitadas de nuevo por el señor Jervis Pendleton, quien les lleva más de un kilo de bombones de chocolate. La joven lo describe como un hombre de gran inteligencia, a pesar de que su habla es realmente simple. Judy tiene la oportunidad de contarle sobre sus vacaciones donde los Semple.

En sus cartas para su benefactor, le escribe el gran amor que le tiene a los libros, en especial Hamlet, de Shakespeare, al punto de soñar ser Ofelia.

Al transcurrir los días le vuelve a escribir para contarle en relación a que uno de sus cuentos fue el ganador en un concurso de la revista, aparte le pidieron hacer la interpretación teatral para la primavera. Añade que visitara New York con sus dos amigas para realizar algunas compras y juntas irán a ver la obra de Hamlet en el teatro de la compañía del señor Jervis. En el final de la carta describe la experiencia que fue acompañar a Julia a comprarse unos sombreros y lo encantada que quedó con la obra.

Al enviar esta carta, unos días después recibe un cheque de cincuenta dólares el cual devuelve, argumentando que no necesitaba más ayuda de la que ya recibía de su parte. Palabras de las cuales luego se arrepiente y por las que pide perdón.

Los McBride le piden a Judy que pase con ellos las vacaciones de verano en Adirondacks, donde cada semana habrá un baile y como Jimmy McBride llevara consigo a un amigo, la joven tendrá con quien bailar durante toda la velada. Sin embargo, su benefactor le pide que rechace la invitación y que mejor vaya a la granja Los Sauces. La joven le explica que la familia está ansiosa por su llegada al lugar, además sería la única compañía de su amiga Sally y que Jimmy le enseñará a montar a caballo, a andar en canoa, a tirar con rifle y otro montón de cosas que ella debería saber. Toda esta explicación fue en vano ya que el hombre no da su brazo a torcer, así que de mala gana Judy accede a su petición.

Como una venganza, la joven decide no escribirle más cartas a su beneficiario por al menos dos meses. Sin embargo, recuerda el día en que enfermó y como éste le envió rosas y la tarjeta, y ya no le guarda ningún resentimiento.

Jervis Pendleton le hace llegar la noticia de que pasará unos días en la granja lo que hace que Judy se alegre. A su lado pasa unos días muy divertidos y poco a poco descubre la amabilidad que guarda con los granjeros, a pesar de ser un hombre con mucho dinero. Con él aprende a pescar, a tirar con revólver y rifle y a montar.

Animada por Jervis envía uno de sus cuentos cortos a un concurso de una revista y luego se entera que ha sido aceptada. Aparte de la publicación de su cuento, gana una beca por dos años en donde se cubre los gastos de hospedaje y todo lo referente a su enseñanza por su “notable pericia en inglés y excelencia general en otros órdenes”, lo que la hace sentir emocionada y decide contarle a papaíto piernas largas.

A los días recibe la respuesta de su beneficiario en donde expresa que no está de acuerdo con que acepte esa beca. Sin embargo, esta vez ella expresa su deseo de aceptarla, puesto que un día desea pagar todo lo que él ha hecho por ella por todos esos años, pero para lograr tener un empleo como escritora, la beca es su mejor alternativa.

Ya han transcurrido varios años, ahora Judy tiene 21. Su amiga Julia Pedlenton le ha extendido la invitación de pasar juntas las fiestas navideñas, al comentárselo a su beneficiario este parece estar complacido y deja que asista con su amiga y el resto de la familia. Durante su tiempo libre, escribió una canción con un tono humorístico de Glee Club y ha descubierto que es una joven bonita.

La estadía en la casa con la familia de Julia no resulta tan entretenida como lo esperaba, más bien consideró la experiencia muy abrumadora. Jervis solo va a la casa en una oportunidad y no tuvieron la ocasión de hablar en privado. Al parecer, la familia de Julia no estima del todo al joven Jervis, afirman que es un socialista que ha desperdiciado su dinero en las reformas sociales en lugar de invertirlo en yates y otras frivolidades. Judy señala que también desea ser una socialista, dispuesta a vivir al máximo el presente, juntando felicidades pequeñas.

Cuando llega el verano, Judy quiere tener un poco más de dinero, por lo que toma la tarea de enseñarle a la hija de la señora Paterson, que entrará a la Universidad en otoño. Papaíto piernas largas le ofrece mandarla a Europa junto con Julia, pero ella declina este ofrecimiento puesto que no quiere acostumbrarse a una vida que siente que aún no se ha ganado.

resumen papaito piernas largas

Jervis, comenta que también visitará Europa este verano y trata que Judy termine por aceptar el regalo de su tutor de hacer el viaje con una señora que llevará a un grupo de chicas. Le dice que podrían ir a París un día y comer juntos, pero ella no le hace caso, el hombre se molesta con ella y la trata de estúpida, necia, testaruda y otras cosas. Judy viaja a la playa para comenzar su trabajo ayudando a la joven Florencia, decidida a ganarse su dinero y ser una ciudadana útil.

Al finalizar las vacaciones, Jervis le escribe una carta poco amable en donde expresa que si vuelve antes de su viaje podrá visitar la granja y volverán a ser amigos si ella se muestra de manera dulce y dócil con él. Su amiga Sally también le hace una invitación a pasar unas semanas en Adirondacks. Judy tiene tantas ganas de salir que acepta gustosa, pero también planea hablar con Jervis y decirle que él no es nadie para estarle dando órdenes, solo podía hacerlo el hombre que la ayuda y no siempre.

A solo cinco días antes de ir a Adirondacks, Judy se entera de que su benefactor no estaba complacido con su viaje, pero no le importó y se fue.

Al volver a la Universidad, Judy ya se encuentra cursando su cuarto año como senior. Recibe una carta de parte de Jervis en la que explica que no podía ir a verla, puesto que se encontraba con sus amigos paseando en su yate, pero ella sabe que es mentira, dado que Julia le había comentado que estarían en la casa de los McBride.

Judy escribió una novela, cuando estuvo lista la envió al editor pero la respuesta que recibió de su parte no era nada prometedora, a pesar de éste rechazo ella está dispuesta a seguir intentándolo. Al llegar de nuevo la navidad, para la sorpresa de Judy recibe 17 regalos de parte de su papaíto piernas largas, ella considera a este hombre como el más loco pero también el más dulce que ha conocido.

Judy y Sally se toman unos días y van de visita a la granja Los Sauces para escapar un poco de todo el estrés de la Universidad. Todos juntas suben hasta La Colina, y al estar en ese lugar Judy recuerda cuando hizo lo mismo junto a Jervis hacía ya dos años atrás.

Ya se acerca el momento en que Judy y sus amigas se gradúen de la Universidad. Cada una invita a sus familiares más cercanos, Sally por su parte había invitado a su hermano, Julia invito a su  tío Jervis y a sus padres, pero Judy al pedirle a su benefactor que asistiera también éste la rechaza por obvias razones. Al terminar todo el proceso academico en la formación de Judy, ésta decide irse a vivir a la granja donde siempre había pasado sus veranos y escribir más a gusto.

Al pasar el tiempo, Judy se siente triste y pide a papaíto piernas largas conocerlo finalmente, este le manda una nota explicándole que ha estado muy enfermo. Una de las novelas escrita por la joven resulta ser muy buena al punto que la publican, con el dinero recibido, Judy le envía a su benefactor 1000 dólares para pagar parte de todo lo que el hombre había invertido en ella, en esa misma carta decide hablarle de los sentimientos que tiene hacia Jervis.

Éste le había propuesto matrimonio pero ella lo rechazó por no sentirse a la altura de él mismo y de su familia, además de la vergüenza que siente por su pasado, no sabe como contarle sobre el orfanato. Añadiendo que se siente atada a él y a su deseo de convertirse en una gran escritora. Habiendo pasado dos meses sin tener respuesta de su tutor, Julia le dice que Jervis cayó enfermo luego de una tormenta en un viaje de pesca.

Finalmente tiene respuesta de papaíto piernas largas y le pide que vaya a verlo a New York. Al llegar a la casa de él camina hacia la habitación y ve en una silla de ruedas a su benefactor pero que también era Jervis, el hombre de quien siempre estuvo enamorada.

resumen papaito piernas largas

Frases de la obra

Ya habiendo conocido la gran historia tras el título de Papaíto Piernas Largas, en éste apartado te mostraremos algunas de las frases más conocidas de esta novela:

  • “Me parece que son las verdaderas catástrofes de la vida las que exigen carácter. Cualquiera sería capaz de elevarse para hacer frente con valor a una gran crisis, pero encarar las mezquinas contrariedades cotidianas con alegría, ¡eso sí que requiere coraje!”.
  • “El mundo está lleno de felicidad y ésta alcanza para todos… sólo que no siempre está dispuesta la gente a aprovechar lo que le toca en suerte.”
  • “Supongo que querrá usted saber lo que estudio. Pues bien, ahí va:
    I. Latín. Segunda Guerra Púnica. Anoche, Aníbal y sus huestes le tendieron una emboscada a los romanos y la batalla tuvo lugar a la cuarta hora de esta mañana. Los romanos están en retirada.”

Personajes principales

  • Jerusha “Judy” Abbott: Una joven de 18 años de edad que se destaca por su inteligencia y que ha pasado gran parte de su vida en el orfanato “John Grier”. Se describe como pequeña pero muy fuerte y rápida.
  • Papaíto piernas largas: Es el misterioso beneficiario de Judy. Es un hombre rico que se preocupa por el bienestar de cada uno de los huérfanos del mencionado hogar, además es el benefactor más adinerado que ayuda a John Grier.
  • Julia Rutledge Pendleton: Una joven que es miembro de una de las familias más acaudaladas de Nueva York, es la compañera de habitación de Sally. Según Judy, es una joven que tiende a aburrirse con facilidad, todo le molesta y no se preocupa por ser amable.
  • Jervis Pendleton: Es el tío de Julia, un hombre bien parecido, adinerado y muy encantador. A pesar de su habla tan sencilla, es un hombre con una mente brillante. Es natural, dulce y considerado con todos los granjeros que están en su granja, los trata como sus iguales. Según cuentan, de chico era aventurero, valiente y muy honesto, siempre decía la verdad.
  • Sallie McBride: Una joven de pelo rojo, simpática que cursa el primer año en la Universidad. Para Judy es la persona más divertida que ha conocido, es con quien más suele compartir y entretenerse.
  • Semple, Lizzie: Fue la madre nodriza del señor Jervis Pendleton, a quien éste le hace como regalo la granja Los Sauces donde Judy suele pasar los veranos. Quiere mucho al “niño Jervis”, al que mima como puede.
  • Jimmie McBride: Es el hermano mayor de Sally y un amigo muy cercano de Judy. Un joven atractivo y junior en la universidad de Princeton.
  • Leonora Fenton: Es una joven freshman proveniente de Texas.
  • Lippett: Es la directora del orfanato “John Grier”.

Reseña personal

Este es un libro que puede leerse con facilidad, la narración al ser cartas crea un ambiente muy llevadero y entretenido a los ojos del lector. Es una novela donde uno puede perderse y reír a montones con muchos de los eventos que van transcurriendo.

Los personajes gozan de una personalidad sencilla que atrapa al instante y resulta fácil encariñarse con cada uno y hasta sentirse identificados con ellos. Juntos hacen que la historia que se narra tome vida y le dé significado a la historia.

De una misma manera, dentro de las líneas de esta novela podemos encontrar momentos que invitan a la reflexión, como el querer ser independiente y no aceptar siempre la ayuda, el no acostumbrarse a los lujos sino a trabajar por ellos, el estar siempre agradecidos y el ser amable siempre con todos.

Quizás el final sea lo más cliché o bien lo más esperado desde una humilde perspectiva, pero no quita que todos los momentos que vive la protagonista sean memorables y hermosos.

Ha sido todo por el artículo de hoy, le invitamos a leer: Mil Veces Hasta Siempre y El Jardín Olvidado

(Visited 16.154 times, 8 visits today)

Deja un comentario