Carson McCullers: Biografía y Libros de la Autora

Conoce un poco más de la reconocida y famosa escritora en sus tiempos Carson McCullers, en este artículo te enseñaremos varios de sus libros y otras cosas de esta autora.

Carson McCullers

Biografía

Hablemos de Lula Carson Smith, mejor conocida como Carson McCullers, vio la luz en Columbus, Georgia, el 19 de febrero de 1917 y murió en Nyack, Estado de Nueva York, el 29 de septiembre de 1967, fue novelista y narradora de historias, poeta y dramaturga además de ensayista estadounidense.

Ganó una reputación rápida cuando era muy joven: a la edad de 23 años publicó El corazón es un cazador solitario, una novela en la que aparecen temas recurrentes en sus libros: los marginados, los equivocados, los solitarios.

Su progenitor, Lamar Smith, un relojero y joyero, se había mudado a la ciudad de Tuskegee (Alabama), buscando mejorar económicamente. En Columbus, conoció a Vera Marguerite Smith, una descendiente irlandesa, con quien se casó.

De esa unión nacieron, dos hijas y un niño: Lula, la mayor; Lamar Jr. y su hermana menor, Marguerite, que se encargaría de editar los escritos de su hermana después de su muerte.

Era muy joven, desechó su primer nombre y se hizo llamar Carson. Ya escribió sencillos ensayos de teatro, no más que entretener a sus padres. Pero lo que mostró buenas condiciones fue la música. Su talento musical le permitió tocar partituras complejas en un corto período de estudio.

Carson McCuller

Entre los diez y diecisiete años, se dedicó a estudiar piano y su madre estaba convencida de que se convertiría en una gran concertista. Pero cuando cumplió quince años, tal vez vio otras condiciones en su hija, su padre le dio una máquina de escribir y ella escribió Una Caña de Pan, una novela que se perdió y mencionó en el ensayo de 1948.

En su infancia y adolescencia. Carson tuvo una relación conflictiva con su madre, una mujer dominante y ambiciosa que colocó en su hija todos sus deseos de triunfo. La animó a dedicarse por completo a la música.

Después de que ella terminó sus estudios en Columbus High School, para pagar sus estudios en la Juilliard School de Nueva York, vendió una joya muy cara, para ese fin.

A los diecisiete años, Carson viajó en barco a Nueva York y, cuando iba a inscribirse, perdió dinero en el metro. Puede haber sido una buena excusa para hacer otra cosa.

Carson McCuller

Inmediatamente comenzó a tomar clases de escritura en la Universidad de Columbia y la Universidad de Nueva York. Para mantenerse al día, hacía trabajos ocasionales como camarera y paseador de perros.

Después de estar enferma cuando era niña, sufrió una grave enfermedad respiratoria y regresó a Columbus para curarse. Pasó varios meses en la cama y comenzó a pensar que El corazón es un cazador solitario y escribió una narración corta.

Su primera historia, “Wunderkind”, fue publicada en la edición de diciembre de 1936 de la revista Story, editada por Whit Burnett, quien había sido su formadora en Columbia.

Matrimonio

En 1937, se casó con James Reeves McCullers, de 24 años, a quien conoció en 1935 cuando fue reclutado para la infantería, en Fort Benning, cerca de Columbus.

Reeves tuvo una infancia difícil, tenía aspiraciones de escritor y conoció a Marguerite, la madre de Carson antes que ella. Marguerite habló maravillas sobre ella y Reeves, la conocía, pensó que había encontrado a alguien que llevaba el tipo de vida que le gustaría.

Carson McCuller

Según Carson, Reeves era el hombre más lindo que había conocido. Se quedó a su lado durante su enfermedad y cuando se casaron llegaron a un acuerdo: Carson escribiría su libro, luego ella conseguiría un trabajo y Reeves dejaría su labor de cobro de deudas en Charlotte, Carolina del Norte, donde se mudaron.

Ella acepta el apellido de su esposo y, por lo tanto, firma que El Corazón es un cazador solitario, que publicó en 1940, da un éxito inmediato y el acuerdo con Reeves nunca se cumple.

Vida personal

Al poco tiempo, el matrimonio de McCuller está en crisis. Reeves mantiene un trato con un amante masculino y difieren cuando Carson termina de escribir su segunda novela Reflections in a Golden Eye, publicada en 1941, el año en que se divorcia.

Ella vive con George Davis, editor de Harper’s Bazar, y se une a la comunidad artística de Brooklyn, donde se hace amiga del poeta W.H. Auden. El matrimonio de los autores Paul y Jane Bowles y el músico Benjamin Britten, entre otros.

Carson McCuller

Más tarde, se hará amigo de Truman Capote, que termina separándose y, sobre todo, con Tennesse Williams, uno de sus amigos más cercanos.

En esos días, sufrió varias recaídas en la enfermedad, pleuresía y neumonía doble, pero nunca dejó de escribir. Ganó la beca Guggenheim en 1942 y la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras en 1946, año en que publicó Frankie y la boda (The Wedding Member).

Para el año, 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, donde Reeves participó y fue distinguido, Carson vuelve a contraer matrimonio con él.

El matrimonio se instala en París y Carson tiene una buena acogida por parte de los intelectuales franceses. Pero sufre un derrame cerebral, pierde la vista en el ojo derecho y está paralizada en la mitad del cuerpo. En 1948, intenta suicidarse.

Cinco años más tarde, Reeves sugiere, como ella, problemas graves de alcohol, deprimidos y sin éxito, un doble suicidio, Carson no acepta y se divorcia de él permanentemente y vuelve a los Estados Unidos. Reeves se suicidó en un hotel de París poco después.

Carson McCuller

A Carson a menudo se le asignan romances con varias mujeres. Fue poseída por la autora Katherine Anne Porter, pero no fue correspondida. Tampoco podía especificar su relación con la escritora y fotógrafa Annemarie Schwarzenbach, en la que estaba locamente enamorada.

A ninguno de sus amigos homosexuales, especialmente a Tennesse Williams, le dijeron que tuvo relaciones sexuales con una mujer. Según Carson, le dijo a uno de sus primos que tuvo relaciones sexuales con la famosa bailarina de striptease, actriz y escritora, Gypsy Rose Lee, pero nadie puede testificar lo que sucedió.

Sin duda, ella era lesbiana, pero nadie podía probar ninguna relación con una mujer. No porque escondió sus deseos, por aquellos que mostró abiertamente, sino porque fue rechazada por todas las mujeres de las que se enamoró, como dice Virginia Spencer Carr, la mejor biografía de McCuller.

Su carrera y últimos años

La publicación Quik designa a Carson como una de las mejores escritoras de posguerra del país. En 1948, la revista Mademoiselle la nombra como una de las diez mujeres más importantes de los Estados Unidos y merece uno de los premios de valor que otorgó la publicación.

A finales de este año, preparará la adaptación teatral de Frankie y la boda con Tennessee Williams. La obra se estrenó el 5 de enero de 1950 en el Empire Theatre de Broadway con gran éxito de la crítica y el público, y dejó el cartel el 17 de marzo de 1951 después de 501 actuaciones triunfantes. En 1952, fue nombrada miembro del Instituto Nacional de Artes y Letras.

En 1951, se publica una de sus mejores obras: la novela corta La Balada del Café Triste (Las novelas e historias de Carson McCullers), publicada en 1955, su madre muere y un año después en 1956 publicó la historia “¿Quién ha visto el viento?” (“¿Quién ha visto el viento?”) En Mademoiselle.

En 1959, después de someterse a una operación quirúrgica en el brazo y la mano izquierda dos veces, publicó en su diario Esquire su ensayo El sueño que florece: notas sobre la escritura.

En 1961, Carson regresa a la sala de operaciones y apenas puede salir de la silla de ruedas, el mismo año que publica Clock sin manos, que recibe las peores críticas de su carrera, aunque autores como Gore Vidal consideran en su defensa que McCullers es uno de los pocos avances satisfactorios en nuestra generación de segunda clase y Graham Greene, que es similar a escribir esto con Faulkner.

Carson McCuller

El prestigio de la autora se recuperará con el estreno teatral de Reflejos a un dorado en 1963 y 1965, y recibirá el Premio a las Jóvenes Generaciones otorgado por el periódico alemán Die Welt. En 1967 publicó su última historia, The Long March, y el 30 de abril recibió el Premio Henry Bellaman por su “formidable contribución a la literatura”.

Los últimos años de su vida son físicamente catastróficos, con dolor constante y un grado significativo de discapacidad. Sin embargo, continuó con su actividad social e intelectual.

Después de varios ataques cardíacos, también sufrió cáncer de seno, murió el 29 de septiembre de 1967 en el Hospital Nyack en el estado de Nueva York por una hemorragia cerebral.

Gran parte del material que escribió, el cual subsiste de manera inédita a lo largo de su vida y será recogido por su hermana Margarita en la obra póstuma The Mortgaged Heart.

Obras

Ahora haremos un paseo por la extensa producción de esta escritora norteamericana, entre las que se mencionan sus novelas, obras de teatro, poesía y sus publicaciones póstumas.

Novelas

Las seis narraciones fueron condensadas, después de su primera publicación, en La balada del café triste.

  • “Wunderkind”. Story, 1936.
  • “El jockey” (“The Jockey”). The New Yorker, 1941.
  • “Madame Zilensky” (“Madame Zilensky and the King of Finland”). The New Yorker, 1941.
  • “El transeúnte” (“The Sojourner”). Mademoiselle, 1950.
  • “Un dilema doméstico” (“A Domestic Dilemma”). New York Post Magazine, en 1951.
  • “Un árbol. Una roca. Una nube” (“A Tree, a Rock, a Cloud”). Harper’s Bazaar, 1942.

Teatro

  • Frankie y la boda (The Member of the Wedding, 1951). Adaptación teatral que la misma autora hizo de su novela.
  • The Square Root of Wonderful (1957). Pieza en tres actos. La trama gira sobre Philip Lovejoy, un alcohólico que sale de la clínica donde estuvo recuperándose y va a la casa de su ex esposa.

Poesía

  • Sweet as a Pickle and Clean as a Pig (1964). Poemas ilustrados para niños.

 

Publicaciones póstumas

  • The Mortgaged Heart (1974) es un conjunto de cuentos, poemas y ensayos breves no reunidos en libro y editados después de la muerte de McCullers por su hermana Marguerite. El libro también incluye un primer esbozo de El corazón es un cazador solitario: “El mudo” (“The Mute”). Esta narración y siete ensayos de la edición original fueron recogidos en español bajo el nombre “El mudo” y otros textos, con prólogo de Rodrigo Fresán.
  • Iluminación y fulgor nocturno. Autobiografía inacabada (Illumination and Night Glare, 1999).

Reseña: La balada del café triste

Esta novela es al parecer de muchos la representativa de Carson, así que realizaremos un análisis de ella.

Resumen: Bajo el nombre de uno de ellos, The Ballad of Sad Coffee, varias de las historias más importantes sobre la historia única y sutil de Carson McCullers se reúnen en este libro, que ya ha obtenido acceso al clásico de la literatura moderna norteamericana e infringe la intimidad silenciosa, secreta y sagrada del alma de las personas.

“Wunderkind”, “Jockey”, “Madame Zilensky y el Rey de Finlandia”, “The passby”, “Dilema doméstico” y “Un árbol. Una roca. Una nube »protege esta balada de impresión inconfundible donde el límite entre la prosa y la poesía se disuelve con maestría.

carson mccullers

Las historias de Carson McCuller se cuentan con un maravilloso sentido de construcción y alcanzan una repercusión interna que va mucho más allá de su simple y una natural observación de la realidad.

Habíamos querido leer Carson McCuller durante mucho tiempo, pero por varias razones siempre nos quedamos con los otros libros que regresamos. Lo arreglamos cuando comenzamos y lo leíamos en una semana y nos maravillamos con el título de uno de sus libros, La balada del café triste.

Nos dimos cuenta que no podíamos esperar más, que este título merecía el nombre de un buen libro, nos convencimos de leerlo, lo adelantamos en las lecturas y en un viaje en autobús de varias horas lo decidimos. Ahora le diremos lo que encontramos en esta novela para compartir el título con el libro.

Miss Amelia es una mujer independiente y huraña, se la describe con rasgos faciales asexuales y piel física masculina: alta, con hombros anchos, brazos y piernas fuertes y manos bronceadas para trabajar con tierra y animales.

En la ciudad, la respeta, tiene mucho dinero y sabe que le gusta participar en juicios legales para obtener tierras y otro capital.

No conoce el humor, la gente va a su tienda a buscar whisky y otras cosas que tiene a la venta, no da crédito a ninguno, no confía en nadie y la única relación que se reconoce es un matrimonio que solo duró diez días.

Nadie se atreve a preguntar nada. Miss Amelia es un misterio no sólo para la gente de la ciudad, sino también para el narrador y, después de todo, también para los lectores. La sorpresa y la curiosidad se extendieron como la pólvora en la ciudad cuando un jorobado sucio llega al almacén de la señorita Amelia reclamando una relación distante.

En la maleta, solo tiene ropa sucia y una foto como prueba de que él y Amelia comparten lazos de sangre. El narrador explica que muchos antes que él intentaron convencer a Amelia de lo mismo, y que no tardó mucho en expulsarlos de la ciudad.

carson-mccullers

Los hombres que están en el almacén cuando llega el jorobado lloran por él, están seguros de que ella no será persuadida y esperará el momento de gritos y violencia.

Pero Amelia le ofrece su whisky para que deje de llorar y lo insta a que entre. Los hombres no podían creer lo que acababa de pasar. La gente comenzó a sentirse mal por el hombre, dijeron que la señorita Amelia lo había matado, pero no tenía sentido. ¿Por qué matar a un hombre cuyas pertenencias eran un par de trapos y una foto?

La relación de amor, que conocemos como la prima Lymon, Amelia y la gente de la ciudad, está comenzando a desarrollarse en una dirección extraña para todos los que conocían a la señorita Amelia. Hay algo diferente en cómo te ves.

La creación de café, después de la llegada del jorobado, pero algo más. Y esta situación lleva a un resultado más pintoresco que la ciudad misma.

Así comienza la balada del café triste “La ciudad en sí ya es melancólica” y con esa frase en particular puedo resumir el tono de toda la historia.

El narrador externo cuenta los hechos que permitieron la creación del emblemático café que nos llevó al pasado, desde un regalo donde solo quedan ruinas de lo que alguna vez fue el único lugar de reunión en la ciudad.

La melancolía está latente en Amelia, en Lymon, en su ex esposo y en personas, como si fuera una historia en blanco y negro. Los personajes tienen un encanto impresionante que rara vez puedo nombrar.

Miss Amelia es una mujer que está más allá del canon de una mujer independiente, descrita como un hombre, no tiene encanto, tiene los ojos cruzados. Ella, entre todos los personajes, es el personaje fuerte, tozuda. Una mujer que solo estuvo casada durante diez días.

Primo Lymon es un miembro de la sociedad, está de acuerdo con todos y crea bandas que mantienen vivo al café.

Miss Amelia y el jorobado forman un dúo que funciona, es buena para mantener el café económicamente vivo y preparar lo que se consume en el acto sin comprometerse demasiado con los clientes.

A Lymon le encanta tratar con el público. Dudo que Carson lo haya dejado al azar. Si lo lees o planeas leerlo, dime si estás de acuerdo.

Nos fascinó el hecho de que es una historia medio contada. Vemos cosas que hacen los personajes, es la extraña idea de que Amelia sea llevada al texto, pero el narrador siempre está más allá de lo que sucede. No lo dice todo porque no lo sabe todo.

Hay indicaciones, hay detalles que pueden dibujar las piezas que faltan, pero no todo está escrito allí. Comentarios en Instagram por lo que hemos leído y defendemos que es una historia de amor, una de las más bellas que habrás leído: el amor de Miss Amelia, una criatura que nos presenta casi muerta por un hombre equivocado.

La melancolía y el dolor atraviesan la balada de café triste sin piedad, mira hacia donde miras. Reflexiones sobre el amor y la vida, el matrimonio, las mujeres. Personajes infelices y encantadores.

El manejo del lenguaje de McCuller. Todo merece una lectura. Podemos chatear en los comentarios si lo leen. Hay mucho que decir y no quiero que dejes de leerlo si esto es eterno, así que te invitamos a que lo leas. Muy recomendable

Citaremos a continuación extractos de esta novela que nos parecieron interesantes.

Un hilandero que no ha pensado toda la semana en telares, comida, cama y telares de nuevo, cuando llega el domingo bebe whisky y se encuentra con un lirio salvaje. Y toma el lirio en la mano, mira el delicado coral dorado y de repente se siente invadido por una ternura tan vívida como un dolor.

Y un tejedor de repente levanta la vista y, por primera vez, descubre el cielo glorioso en una noche de enero y se siente abrumado por el miedo al pensar en su propia pequeñez. Estas son las cosas que suceden cuando un hombre ha estado bebiendo licor de Miss Amelia. Puede sufrir, puede consumirse con alegría; pero la verdad se ha cumplido: ha calentado su alma y ha podido ver el mensaje oculto en ella”.

(…) A veces, al final de la tarde, cuando el calor es más sofocante, aparece una mano que abre lentamente las persianas y una cara mira hacia la calle. Es una de esas caras borrosas que se ven en los sueños: asexuales, pálidos, con ojos grises que se ven tan violentamente hacia adentro que parece que se miran entre sí con una larga mirada de angustia. La cara permanece en la ventana durante aproximadamente una hora; entonces las persianas se vuelven a cerrar, y no hay más alma viva en toda la calle”.

El amado teme y odia al amante, y con razón: porque el amante siempre quiere desnudar a su amado. El amante fuerza la relación con el amado, incluso si esta experiencia solo le causa dolor.

Si te ha parecido útil la información encontrada en este artículo, puede que sea de tu interés:

(Visited 508 times, 1 visits today)

Deja un comentario