Benjamin Black: Biografía y Libros del Autor

En el artículo de hoy te traemos información sobre el escritor Irlandés Benjamin Black. Sigue leyendo y conoce todo sobre él, sus obras y su biografía.

benjamin black

Biografía de Benjamin Black

John Banville, mejor conocido como Benjamin Black (pseudónimo bajo el cual publica algunas de sus obras). Es un novelista irlandés que nació el 8 de diciembre de 1945. Desde los doce años de edad supo que quería ser escritor. Realizó sus estudios en una escuela de los Hermanos Cristianos y en el colegio católico de San Pedro de Wexford. No estudió en la universidad, pues en lugar de ello, tomó la decisión de comenzar a trabajar. Inició en la compañía aérea Aer Lingus, lo que le permitió viajar por el mundo.

Sin embargo, posteriormente se arrepintió de su decisión, diciendo que lamentaba no haber tomado esos cuatro años de emborracharse y enamorarse. Pero quería alejarse de su familia, quería ser libre. Al volver a Irlanda después de vivir en Estados Unidos por un año, entre 1968 y 1969, se convirtió en periodista y entró a trabajar en el diario The Irish Press. En él llegó a ser subeditor jefe. 

Cuando The Irish Press desapareció, Benjamin Black pasó a ser parte de The Irish Time. A su vez, colabora de forma habitual con The New York Review of Books. Su primer libro fue publicado en el año 1970, una recopilación de relatos bajo el título de Long Lakin.

Posteriormente publicó una serie de novelas, iniciando con Nightspawn en 1971, Birchwood en 1973, la conocida como trilogía de las revoluciones, compuesta por Copérnico, Kepler y La carta de Newton; y por último, aproximadamente una docena de novelas más. Dentro de ellas se destacan El libro de las pruebas y El mar. Ganó premios y recibió varios reconocimientos por dichos libros.

Benjamin Black es mayormente conocido por el estilo preciso de su prosa. A la vez, su ingenio y humor negro se encuentran considerablemente influenciados por el autor Nabokov. Su primer libro bajo el pseudónimo de Benjamin Black fue publicado en el año 2006, titulado El secreto de Christine. Siguió publicando muchas otras novelas negras bajo ese pseudónimo, llamando la atención de muchos lectores.

benjamin black

Con respecto a su desenvolvimiento como escritor, Benjamin Black ha declarado el arte como una cosa extraña. Bajo el sombrero de Banville puede escribir aproximadamente 200 palabras al día. Pero un día decidió que podía convertirse en otro ser, y bajo ese segundo sombrero, en esa segunda piel, puede irse a comer luego de haber escrito un millar de palabras, tal vez dos mil, y disfrutar totalmente de ese hecho.

Para él, escribir es como respirar, por lo tanto, lo hace por necesidad, por su propia boca, y ahora también por la de su alter ego, Benjamin Black. También ha escrito piezas de teatro. Para él, su oficio tiene mucho de samurái: tener valor sabiendo previamente que puedes ser derrotado, y sin embargo salir a pelear. De eso se trata la literatura.

Novelas

Banville ha sacado aproximadamente veinte novelas bajo ese nombre, y más de ocho bajo el nombre de Benjamin Black. Aunque se trate del mismo autor, quienes han leído sus obras pueden darse cuenta de que el escritor parece cambiar totalmente de personalidad cuando escribe bajo el nombre de Benjamin Black, pues tiene una visión distinta e incluso un género literario distinto. Las novelas que escribe bajo este pseudónimo son algo más oscuras que las regulares.

Uno de los libros más aclamados de Benjamin Black es la serie de Quirke, un conjunto de novelas que relatan la oscura vida del personaje a través de sus aventuras. Quirke es la saga principal de Benjamin Black. Además de la obra mencionada, Benjamin Black ha publicado otros interesantes libros, dentro de los que destacan La Rubia de Ojos Negros, Pecado y Los Lobos de Praga.

Serie de Quirke

Esta saga inicia con Quirke, un médico forense que trabaja en Dublín durante los años 50. Nunca conoció a sus padres, pasó gran parte de su infancia en un orfanato dirigido por frailes, la Escuela Industrial de Carricklea, en donde sufrió grandes abusos por parte de sus compañeros y profesores. El juez Griffin, durante una visita al orfanato, se apiadó del joven y lo llevó a vivir con su familia.

Al crecer estudió medicina y se convirtió en médico forense. Estuvo felizmente casado, pero su mujer falleció hace varios años. El primer libro, El Secreto de Christine, presenta al personaje como un hombre con problemas de alcohol, los cuales desarrolla luego de la muerte de su esposa. Es descrito físicamente como rubio, corpulento, nariz partida, de cuarenta años de edad. Quirke disfruta de la soledad, sin embargo, de vez en cuando siente nostalgia. 

Los vivos, para él, son más extraños que los muertos, con quienes trabaja diariamente. No es tolerante o paciente, siempre disfruta de un vaso de whisky en su taberna habitual, el McGonagle. Es un hombre bastante reservado, carece de valentía y capacidad para tomar decisiones. Vive en una gran casa de estilo georgiano en Upper Mount Street y trabaja en el Hospital de la Sagrada Familia. 

Su vida toma un giro inesperado al darse cuenta de que su hermanastro falsifica el certificado de defunción de una mujer llamada Christine, cuyo cuerpo llega recientemente al depósito de cadáveres. Su curiosidad le brinda la valentía esta vez par desenredad una larga y oscura trama, poniendo su vida en grave peligro.

Durante toda esta aventura se transforma en una persona totalmente diferente, despertando de su sueño alcohólico, recordando su pasado y recuperando su presente. Tratando de dejar el alcohol de lado, inicia este viaje tratando de descubrir las intenciones de su hermanastro y la verdadera causa de muerte de Christine.

El autor sigue su saga de misterio con la segunda novela de la serie de Quirke, titulada El otro nombre de Laura. Para este momento, el personaje principal ya ha dejado de beber y ha descubierto grandes misterios. Esta vez, un viejo amigo de la facultad le pide hacer una autopsia a su esposa, quien fue ahogada como resultado de un supuesto suicidio.

benjamin black

Benjamin Black sigue esta saga con varias novelas negras más, las cuales despiertan el interés de los lectores con su increíble trama de misterio y suspenso, atrapando y cautivando a todos los que deciden leer a este increíble autor. Su libro más reciente, nuevamente de la serie de Quirke, fue publicado en el año 2017. Aún se desconoce si Black escribirá otro libro cuya misteriosa trama llame la atención de miles de personas más.

Este gran novelista tiene la capacidad de cambiar su forma de escribir y estilo de sus tramas de forma completa según el pseudónimo bajo el cual escriba. En este caso, al escribir como Benjamin Black se convierte en un ser oscuro, misterioso e interesante. De esta forma transmite a través de sus letras esa sensación de suspenso, aventura e intriga. ¿Qué ocurrirá? Sus misteriosas obras y novelas negras han causado sensación alrededor del mundo gracias a su gran creatividad e intelecto.

¿Benjamin Black o John Banville?

Como hemos mencionado anteriormente, Benjamin Black es sólo el pseudónimo a veces utilizado por el escritor John Banville. Sin embargo, las obras que escribe como Benjamin Black suelen ser muy diferentes a las que escribe como John Banville, y esto ha llamado la atención de muchos medios. De hecho, es una pregunta frecuente en las entrevistas.

Quienes han leído las suficientes obras de John Banville desarrollan la capacidad de distinguir cuándo escribe Banville y cuándo escribe Black. Black es el carpintero. Él se encarga de los diálogos, de la acción y las escenas de suspenso. Por otro lado, Banville pule una misma frase, sin importar cuántas páginas le tome hacerlo. Siempre busca un resultado perfecto y tan brillante como una gema.

Ya está acostumbrado a que otros escritores de novela negra no demuestren mucho agrado hacia él por ser demasiado literario, lo cual es un chiste que siempre repite. Banville dice que, metafóricamente, él es el maestro y Benjamin Black es el esclavo. Su falso desprecio denota tanta elegancia como el pañuelo rojo que sobresale del bolsillo de su camisa: un toque de distinción que en otras personas podría lucir ridículo, a él lo hace ser excepcional.

benjamin black

Cuando el escritor fue premiado con el Man Booker Prize en el año 2005 por su novela titulada El Mar, George Steiner se refirió a él como el escritor de la lengua inglesa más inteligente. Y se encontraba en lo correcto, pues aunque Banville dice escribir a ciegas, a través de sus novelas demuestra una gran y prodigiosa intuición estilística. El autor brinda buenos argumentos, protagonistas y sustancia a cada una de sus obras. Aunque insista en caricaturizar a los dos hombres que habitan en su interior, estos se encuentran unidos por su gusto hacia la duplicidad.

Black argumenta que el secreto de sus maravillosas obras, es nunca tomar una decisión. Ir por todo, quedarse con todo, sin elegir. Así declara el autor, que en el año 2014 recibió el premio Princesa de Asturias de las Letras. Benjamin Black y John Banville son totalmente diferentes pero parecidos al mismo tiempo. Se complementan el uno al otro, dando ese toque increíble a cada una de sus novelas, las que escribe como Benjamin Black y las que realiza como John Banville también.

Benjamin Black puede ser considerado como el alter ego de John Banville. Sin esta personalidad, no podría escribir las misteriosas novelas que abarca la serie de Quirke, pues el autor en ese momento adquiere una forma de contar historias muy distintas. Aunque ha escrito mayores obras como John Banville, los productos de Benjamin Black se han ganado mayor popularidad gracias a su oscuridad, intensidad, creatividad y misterio, el cual llama la atención de una mayor cantidad de lectores.

Black, a diferencia de Banville, es una personalidad con un humor más negro. Es un hombre misterioso, valiente y oscuro. Escribe cada historia desde las sombras, con su traje gris y su sombrero, el cual viste también a John Banville. Dos universos paralelos viviendo en el mismo cuerpo, el cuerpo de un hombre que sólo desea escribir, porque lo necesita, porque lo desea y porque a través de sus letras encuentra su desahogo.

Es por ello que, quizás, sus obras sean más populares. No las hace por dinero, sino por pasión. Él no escribe para comer. Escribe para ser feliz, para sacar sus penas, porque escribir cada historia, por muy sombría y oscura que sea, le es suficiente para mejorar su ánimo. Y a través de esas historias nos ha demostrado su gran intelecto, capacidad y creatividad, además de su redacción impecable.

Cada una de sus obras es un tesoro, pues como él mismo dice, persiste hasta que el resultado sea brillante como una gema. Y hasta ahora ha funcionado a la perfección, tanto para él como para cada uno de sus lectores, disfrutando cada vez más de sus interesantes historias.

En diversas entrevistas se le ha preguntado al autor “¿Benjamin Black o John Banville?” y múltiples veces ha demostrado gran preferencia hacia Benjamin Black. Ama ser Black, odia ser Banville. Black es un tipo de escape de su realidad. Banville es una persona común y corriente, un hombre que trabaja como escritor y simplemente busca hacerlo para vender sus libros.

Por otro lado, Black es más apasionado y oscuro. Para el autor es más divertido y emocionante meterse en la piel de Benjamin Black, donde posee mayor libertad a la hora de escribir todas esas historias misteriosas y llenas de suspenso.

Para él, es más interesante y cómodo escribir como Black que escribir como su propio ser, John Banville. Cada libro, cada historia representa una nueva aventura para él, la cual, mientras la escribe, al mismo tiempo la vive dentro de su cabeza de una forma maravillosa y casi real. Su imaginación va más allá de los límites cuando se convierte en Benjamin Black.

Banville también es un buen escritor, por supuesto, pero Black da ese toque que cada lector, y el mismo autor necesita darle a su vida y a sus libros en sí.

Premios

A lo largo de toda su carrera, este escritor ha recibido gran cantidad de premios y reconocimientos gracias a sus maravillosas obras de misterio, que han atrapado a grandes figuras literarias y muchos lectores.

Empezó a ganar premios casi tan pronto como empezó a escribir. En el año 1976 recibió el premio James Tait Black Memorial por uno de sus primeros libros, titulado Copérnico. Cinco años más tarde su libro Kepler fue premiado a mejor libro de ficción, no sólo esa vez, sino una segunda en los premios Allied Irish Bank.

Sus obras han cautivado a muchas personas, y su ingeniosa forma de escribir hace que se le considere como un genio literario. No sólo como Benjamin Black, sino también como John Banville. Desde el año 2003 comenzó a ganar premios cada año, dentro de los cuales se incluyen el Premio Nonino por todas sus obras en Italia.

Incluso ha ganado premios por récord guiness de mayor cantidad de lectores y ventas de una obra. Todos los premios que ha recibido se los merece, pues Black escribe de una forma natural e inteligente. Su lectura no es pesada ni tediosa. Al contrario, atrapa a sus lectores desde la primera página y con cada palabra. Es muy apasionado con respecto a su trabajo y siempre busca la manera de que este salga lo mejor posible.

En el año 2013, recibió uno de los premios más importantes de su carrera, el premio Austriaco de Literatura Europea. En el 2011 fue honrado con el premio Franz Kafka, uno de los más importantes dentro de la carrera de literatura. Sus obras lo han llevado muy lejos desde temprana edad, y sus lectores esperan que así siga siendo. Que siga impresionando al mundo y transmitiendo pasión, intensidad y misterio a través de cada una de sus páginas y obras.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer también los siguientes:

(Visited 143 times, 1 visits today)

Deja un comentario