El Amante Japonés (Libro) de Isabel Allende

El Amante Japonés es una increíble obra de la escritora chilena Isabel Allende, la cual ha sido reconocida por su increíble argumento que deja atónitos a los lectores de la misma, es por ello que hoy conocerás todo sobre ésta obra, ¡acompáñanos!.

amante japonés

Reseña de El Amante Japonés

Ésta increíble historia básicamente se desarrolla en una ciudad de San Francisco, específicamente en la casa de ancianos llamada “Lark House” para el año 2010, considerando que en varios aspectos de la historia se reconocen otros lugares, en años anteriores y países distintos. En cuanto a la temática del relato se pueden apreciar hechos de amor, prejuicios raciales, familiares e inclusive la eutanasia.

El desarrollo de la obra va en torno a uno de los personajes llamada Alma Belasco, la cual es una anciana que hace vida en el primer piso de la residencia para ancianos. Se trata de una señora de 81 años que tiene una vida llena de misterios, todo cambiará cuando Irina, una cuidadora de dicha residencia empieza a investigar junto a Seth Belasco, un abogado y nieto de Alma, todo esto con la excusa de publicar un libro sobre la vida de la familia Belasco.

Con el pasar del tiempo se empieza a apreciar la vida de Alma hasta que en una ocasión desaparece por unos días y no se encuentran rastros de ella. Cuando regresa a la residencia, vuelve muy feliz haciendo sospechar a Irina que Alma tiene un amante, a su parecer el amante es un señor japonés que aparece en una fotografía que tiene la anciana en su cuarto, ya que es la única fotografía que tiene en su habitación.

Ésta obra se encuentra entre los 5 libros más vendidos en el mercado hispano. También fue galardonada con el Premio Libro de Oro en 2014, por parte de la Cámara Uruguaya del Libro, por ser superventa del año dentro de ésta categoría.

amante japonés

¿Quién es Isabel Allende?

Ésta reconocida autora nace en Lima, Perú, su padre era embajador de Chile en ésta misma región. Sus padres sufrieron una separación para el año 1945, luego de esto su madre va a Chile junto a ella y sus otros dos hermanos, años más tarde se residenciarían en Bolivia y más tarde en Beirut. Encontrándose en Bolivia siempre frecuentaba una escuela americana, en Beirut estudió en un colegio privado.

Para 1958 vuelven a Chile y hace su reencuentro con Miguel Frías, el cual fue su esposo para el año 1962, en los años 1959 y 1965 Allende trabajó para la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la Alimentación. En el año 1963 nace su primera hija llamada Paula. Luego de esto comienza a pasar bastante tiempo en países europeos, residenciándose en Bruselas y luego en Suiza, tiempo más tarde, en 1966, nace su segundo hijo llamado Nicolás.

Para el año 1967 comienza a redactar para la revista Paula, mientras que publicaba artículos de temas variados, luego de esto empieza a tener diversas colaboraciones en revistas infantiles como el Mampato, también publicó un par de cuentos para niños llamados La Abuela Panchita y Lauchas y lauchones, asimismo, trabajó para dos canales de televisión chilenos.

No fue sino hasta el año 1973 cuando estrena su primera obra de teatro llamada El Embajador. Por lo pronto en ese mismo año se realiza el golpe de Estado por parte de Pinochet, muriendo el tío de Allende en estos sucesos. Para 1975 se exilia con su familia en Venezuela y hace vida allí por unos 13 años trabajando en el diario noticiero de El Nacional en Caracas, a la vez que trabajaba en un escuela secundaria.

amante japonés

En 1981 decide escribirle una carta a su abuelo que con 99 años ya estaba cerca de fallecer, el cual se convertiría en un manuscrito. Otra de sus obras sería La Casa de los Espíritus (1982) siendo ésta su primera novela y la obra más reconocida por su parte, ésta generó gran revuelo en la audiencia de lectores, a la vez que Bille August decide hacer una adaptación cinematográfica.

En cuanto a su vida amorosa, termina divorciándose motivado a que siempre estaba ocupada en giras de promoción de sus libros, pero posteriormente se casaría con Willie Gordon, el 7 de Julio de 1988 en la ciudad de San Francisco. Para ese mismo año dirime el General Pinochet. Para 1990 vuelve la democracia en Chile, obtuvo el premio Gabriela Mistral por parte del entonces presidente Patricio Aylwin.

Su hija Paula fallece motivado a una fuerte porfiria en 1992 y Allende publica un libro que rememora los recuerdos de Paula, publicado en 1994, es un escrito que va dirigido a su hija cuando la misma estaba en coma, internada en un hospital de Madrid.

Resumen

En el año 1912, un japonés llamado Takao Fukuda deja a su familia y emigra por diversas razones las cuales él determinó como “metafísicas” pero es un factor que poco a poco fue perdiendo importancia ya que en diversas ocasiones pensaba el porqué había tomado ésta decisión tan difícil. Japón había abierto posibilidades a la influencia extranjera, ya que muchos jóvenes estaban en la búsqueda de oportunidades, pero lo de Fukuda estaba considerado como una traición a la patria.

Takao era el único varón de cuatro niños que sobrevivieron a una grave epidemia que azotó la región, a la edad de 15 años descubre a Omoto, el cual era el camino de los dioses bajo la nueva concepción de una religión que forma parte del sintoísmo, la cual avanzaba fuertemente en Japón. Conforme a sus líderes espirituales que normalmente eran mujeres, existían diversos dioses, pero todos son los mismos y da igual de que manera sean venerados.

Takao se entregaría a ésta religión completamente lleno de fe, ésta religión predicaba la paz y solo se podía alcanzar por medio de la virtud personal, por lo que el joven comprende que su destino debía ser la carrera militar, como comúnmente pasaba con todos los hombres de la región. A él le pareció que irse lejos era la única opción para evitar ser reclutado, lo que significaba una traición a la patria y a su familia.

Él trató de explicarlo a su padre pero no consiguió que lo entendiese, al final tuvo que aceptar que su hijo se iría lejos y más nunca volvería a verlo, ya que los jóvenes que se iban nunca regresaban.

Entonces Takao llegaría a la costa de California con tan solo un par de mudas de ropa, un retrato de sus padres hecho a mano y una espada de Samurái que había estado en su familia por al menos siete generaciones. Lo último sería un regalo de su padre un momento antes de despedirse de él, ya que no era un objeto para ser regalado a sus hijas, y aunque el joven nunca fuera a usarla, le pertenecía según el orden natural de las cosas.

Esa katana sería entonces el único objeto valioso de esa familia, era de acero plegado y vuelto a plegar dieciséis veces por antiguos artesanos, con mango labrado de plata y bronce, en una vaina de madera decorada con laca roja y lámina de oro.

Entonces Takao viajaría con su katana envuelta en sacos para así brindarle protección, pero su forma alargada y curva era inconfundible. Algunas de las personas que llegaron a estar dentro de su vínculo social en la cala del barco durante la fatigosa travesía lo trataron con más respeto, porque el arma probaba que provenía de un linaje glorioso.

Una vez que llegan a tierra, le es ofrecida ayuda por parte de la comunidad de los Oomoto de San Francisco y días más tarde pudo empezar a trabajar como jardinero.

Muy lejos de la mirada reprobatoria de su padre, para quien un soldado no se ensucia las manos con tierra, sólo con sangre, se dedicó a aprender el oficio con determinación y en corto tiempo se ganó el aprecio de las personas y su nombre se hizo viral entre otros Isei que vivían de la agricultura.

Rápidamente se convirtió en un hombre único en su trabajo, vivía tranquilo, como exigía su religión, y en diez años ahorró los ochocientos dólares reglamentarios para encargar una esposa al Japón. La casamentera le propuso a 3 mujeres para que eligiese y él se quedó con la primera, porque le gustó el nombre. Llevaba por nombre Heideko. Takao fue a esperarla al muelle con un traje de tercera mano, era un traje brillante en los codos y en las posaderas, pero de buena factura, tenía zapatos lustrados y un sombrero panameño, que compró en Chinatown.

Resultó ser que la mujer era una campesina diez años menor que él, bastante regia de cuerpo, bonita de rostro, con un temperamento firme y atrevida de lengua, mucho menos sumisa de lo que la casamentera le había anunciado, como se vio desde el primer momento. Una vez que Takao entra en confianza con la mujer, se da cuenta que todas éstas virtudes en la mujer estarían en ventaja para él.

Heideko en realidad llegaría a California con pocas ilusiones. Esto motivado a que en el barco donde se trasladaban, escuchaba historias de mujeres iguales a ella que, vírgenes como ella les prometían una vida llena de lujos con hombres millonarios, pero en realidad al desembarcar eran viejos pobres, o personas que las vendían a prostíbulos.

Pero ésta historia no pasó con ella, ya que Takao Fukuda le había enviado un retrato de su persona y no resultó ser un impostor como normalmente ocurría, le hizo saber que sólo podía ofrecerle una vida de esfuerzo y trabajo, pero honorable y menos penosa que la de su aldea del Japón.

Formaron una familia de cuatro hijos, Charles, Megumi y James y años más tarde, cuando Heideko se creía a salvo de la fertilidad, les llegó Ichimei en 1932, éste último sufrió de debilidades desde muy pequeño, tanto así que se creía que iba a morir, pero su madre lo fortaleció como pudo con infusiones de hierbas, sesiones de acupuntura y agua fría, hasta que milagrosamente empezó a dar muestras de que iba a sobrevivir, fue entonces cuando decidieron darle el nombre, a diferencia de sus hermanos, que recibieron nombres anglos, fáciles de pronunciar en América.

El nombre en japonés fue Ichimei, el cual tiene el significado de vida, luz, brillo o estrella, según el kanji o ideograma que se use para escribirlo. A muy temprana edad, el niño tenía una increíble habilidad para nadar en frío, primero en piscinas locales y después en las aguas heladas de la bahía de San Francisco. Su padre le templó el carácter con el trabajo físico, el amor a las plantas y las artes marciales.

Argumento

Tiene su relato en base a Alma Belsaco e Ichimei, quien era un fascinante jardinero en Japón, todo transcurre mientras sucedía la Segunda Guerra Mundial, Ichimei desde temprana edad se creyó que iba a morir, pero sus padres dieron todo para salvarlo y así salvarlo de una posible muerte cercana.

Se trata de una historia de amor y también se habla del tema de la eutanasia, donde aparece la protagonista de la obra llamada Alma, la cual está internada en un ancianato, ella tiene una vida repleta de diversos misterios los cuales llaman la atención de una enfermera, quien hace lo posible por averiguar cuáles son los secretos que Alma esconde, a razón de la misteriosa desaparición de Alma y su única foto de un hombre decorando su habitación.

Resumen por Capítulos

El amante japonés de Isabel Allende puede ser resumido en capítulos para tener un mejor entendimiento del relato de la historia en cuestión, por lo que se tienen lo siguiente:

En principio se aprecia a Alma Belasco como una mujer de la alta sociedad, la cual vive en San Francisco y está enamorada de un joven que trabaja en la casa de sus tíos en California. Posterior a ello empiezan a tener un amor el cual se ve afectado por distintos motivos, siendo uno de ellos que el hombre es japonés y al estallar la guerra lo quieren encerrar en prisión.

Mientras pasa el tiempo, a Alma la casan con uno de sus primos, pero con el pasar de los años conoce a Ichimei. En esta parte de la historia la autora recrea un ambiente en el que Alma tiene 80 años de edad y está en una casa de reposo, una vez en el ancianato ella se siente bien, ya que los administradores del mismo eran nietos de ella.

En el transcurso de la historia, se conoce de la vida anterior de Alma y de su enamorado Ichimei, ya que estos se enviarían cartas constantemente, dando a relucir su relación. Irina comienza a trabajar en la casa de reposo para el año 2010, es allí donde encontró la felicidad, ya que le recordaría cómo era su etapa de niñez.

Sin embargo, ella estaba considerada como una persona de corta edad para el trabajo en la casa de reposo, pero le dieron el trabajo con un salario recortado, sus tareas básicamente eran la de atender a las ancianos y llevarlos al mercado, siendo allí donde conoce a Alba y la historia de amor empieza a tomar forma.

Críticas a la obra

Diversas críticas surgieron para ésta fascinante obra, por lo que algunas de las opiniones de El Amante Japonés tanto positivas y otras negativas, están organizadas de la siguiente manera:

  • Se trata básicamente de una historia de amor que surge en una casa de reposo. Sin embargo posee un título que es poco llamativo ante los lectores, si bien es cierto tiene un contenido impresionante, el título no lo es.
  • Tiene una historia de romance tranquilo.
  • Es una historia relacionada con la vejez, donde se aprecia mucho el amor, las enfermedades y momentos de soledad que pueden ser constantes dentro de una casa de reposo.
  • El libro posee un estilo peculiar, donde aparecen aspectos positivos aún después de suceder la Segunda Guerra Mundial.
  • Se cree que la historia está basada en prejuicios, ya que representa la vejez de una manera muy extraña, puesto que los ancianos no pueden escalar árboles como lo relata el libro.
  • No es una novela en la que el lector quede enganchado.

Frases

Existen algunas frases destacadas de ésta increíble historia, que por su contexto literario puede llegar a surgir algún sentimiento al lector, es por ello que las frases más reconocidas de ésta obra son las siguientes:

  • “La felicidad no es exuberante ni bulliciosa, como el placer o la alegría. Es silenciosa, tranquila, suave, es un estado interno de satisfacción que empieza por amarse a sí mismo”.
  • “Hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aún así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno”.
  • “Mi primera vida terminó, ahora comienza la segunda. A veces me verás deprimida o exasperada, pero no me hagas caso, porque no me va a durar”.
  • “Se avanza paso a paso hacia el final, unos más rápidamente que otros, y por el camino se va perdiendo todo. No se puede llevar nada al otro lado de la muerte”.
  • Shikata ga nai, qué le vamos a hacer. Era el lema de su gente en la adversidad”.

Si te ha parecido útil la información encontrada en este artículo, puede que sea de tu interés:

(Visited 162 times, 1 visits today)

Deja un comentario