El Arte de Amar: Análisis, argumento, resumen y más

El arte de amar es un libro que hace hermosas reflexiones sobre que es el amor, fue escrito por Erich Fromm en el año 1956 y desde entonces aún siguen vigentes hoy día todas sus explicaciones, así que continua leyendo para que conozcas todo lo que contiene este maravilloso libro.

el arte de amar-1

Análisis de El Arte de Amar

Esta obra del escritor Erich Fromm ha permitido ayudar a varias generaciones para que establezcan sus propias reflexiones sobre el amor, su significado, como desprendernos de él, como experimentarlo de la mejor manera. El mismo autor explica que el amor no es únicamente una relación personal, sino más bien un signo de madurez que se puede manifestar de diversas maneras: en lo erótico, fraternal, filial y el amor a uno mismo.

También explica que el amor no es algo que pasa o que se realice de manera mecánica, como en ocasiones nos hace creer una sociedad determinada. Por el contrario establece que es un arte, el resultado de un largo aprendizaje. Para aprender a amar se debe actuar como si quisieras aprender algún otro arte tales como música, pintura, carpintería, manualidades o cualquier otra profesión.

De igual manera expresa que no se debe dedicar mucha energía para conseguir el éxito y dinero, prestigio o poder, sino más bien invertir ese tiempo el cultivar el verdadero amor.

En palabras el propio escritor el verdadero amor debe tener entendimiento, convencimiento y de ser reconfortante y así por ese motivo el amor debe transformarse todo el tiempo, captando más, observando, siendo más productivo y ser más uno mismo. Te sugerimos el libro de Ardiente paciencia, el cual es muy interesante. Te sugerimos que veas este análisis en este vídeo el cual te puede ayudar a conocer mejor el libro:

Argumento

El argumento del libro es una recapitulación que permite complementar todos los principios teóricos que tienen que ver con la naturaleza del ser humano y que comenzó a plasmarlo en una de sus primeras obras El Miedo a la Libertad. Hace el postulado que el amor es un producto del estudio en teoría, que se puede colocar como un arte, como el arte de vivir, y que para ser completamente dominado es necesario conocerlo profundamente no solo en teoría sino también en la práctica.

El libro se encuentra dividido en cuatro partes, cada una de ellas con el contenido específico, el primer capítulo trata sobre si ¿Es el amor un arte?, el capítulo dos es La Teoría del amor, el tres El amor y su desintegración en la Sociedad Contemporánea y el cuatro, La práctica del amor.

el arte de amar-2

Postula principalmente al amor como una respuesta a los problemas de la existencia del ser humano, ya que el desarrollo del mismo trae como consecuencia la sensación de separación sin que se pierda la condición propia de cada individuo. Hace una estudio sobre la naturaleza del amor en las diversas maneras en que se puede manifestar: fraternal, amor de padre y madre, el amor a uno mismo, el erótico y hasta el amor a Dios.

Establece que existen elementos que son necesarios para que se pueda desarrollar un amor maduro, entre ellos se encuentran el cuidado, la responsabilidad, el respeto y el conocimiento. El capítulo tres trata específicamente sobre el análisis que hace al amor y como se toma su significado en la sociedad, concluye en el mismo que es el modo capitalista el que tiende a enajenar a los seres humanos y los llega a imposibilitar para poder amar de la manera correcta. Otro libro que te puede interesar es La ladrona de libros.

Reflexión

Erich Fromm era un psicoanalista, humanista y sociólogo, que logró hacer del amor una teoría y un arte, y todo arte requiere de la comprensión de toda la teoría para que puede ser aplicado correctamente en la práctica. El libro es una fuente de inspiración, en donde el amor es visto como arte, como un sentimiento que está dentro de todos los seres humanos, pero el cual es necesario cuidarlo para que mantenga.

El estudio realizado por Fromm, es un estudio maduro, ve que el amor es el arte, el resultado de un aprendizaje que debe ser cuidado y cultivado, para que no se interrumpa el proceso del mismo. El amor es maduro y tiene una gran diferencia con el llamado amor infantil. Establece que el amor es una necesidad y como tal al nacer de ella trae como consecuencia el amor.

El amor infantil establece que una persona ama porque la aman, y el amor maduro es me aman porque amo. Un amor inmaduro diría te amo porque te necesito y el maduro diría te necesito porque te amo. A través de este postulado se logra cuestionar la relación que se tiene con la sociedad y es de la necesidad el motivo por el cual compartimos el amor con otras personas.

Para compartir los sentimientos se requiere que haya una conexión con la otra persona, que la comprendamos y la cuidemos, para no buscar afuera lo que se puede cubrir con lo que tenemos dentro de nosotros mismos.

Al usar el amor para abandonar todo aquello que nos incomoda, podemos correr el riesgo de destruir el amor. Y si lo usamos como una manera de refugiarnos de aquello que no nos gusta de nuestras vidas, solo lograríamos huir de nosotros mismos. De esta manera el amor se convierte en una patología, ya que no nos ayudará a nuestro desarrollo como personas, no lograríamos escucharnos y esperaríamos a que otros tomaran las responsabilidades de todo aquello que no tenemos capacidad de hacer.

De hacerlo de esa manera la felicidad nuestra estaría bajo las manos de otro y nos volveríamos seres más vulnerables. Podrían aparecer proyecciones cuando vemos en otros lo que no soportamos vernos a nosotros mismos. Esa sería una manera infantil para no tomar las responsabilidades de nuestra vida, con todas las consecuencias que ello trae. Si usamos el amor como una herramienta nunca nos encontraremos con nosotros, terminamos perdiendo la capacidad de amar y sobre todo perdemos la honestidad para interrelacionarnos.

Para Erick Fromm el amor es un arte que se debe cultivar, crear, consentirlo. No debemos pensar que el amor es hallar a otra persona que sea igual a nosotros, ya que de esa manera solo estaríamos buscando una proyección de nosotros y encontraremos en ella todas nuestras carencias, y estaríamos esperando a que nos hiciera felices, el amor es diferente es dar y no estar esperando en recibir.

El amor es energía que sobra y de la cual podemos disponer para cubrir nuestras necesidades más simples. Para Erick Fromm la misma debía ser movilizada, no solo sentirla, sino también vivirla y esto solo se consigue cuando se cuida y se alimenta. Claro está que toda relación pasa por dificultades, que terminan provocando cambios o actitudes negativas con las cuales debemos batallar.

Cada una de estas emociones debe ser experimentada y así podemos entender que los problemas que salen de todo aquello que no solemos darle atención.  Cada una de nuestras emociones es nuestro lenguaje personal e íntimo que nos sirve de guía para poder tener una relación con otras personas con más honestidad.

Dos personas se pueden relacionar no solo desde su esencia, a través de ese conocimiento entre ambos, es que la pareja puede llegar a construir una base firme, en donde el amor puede evolucionar, no se debe amar para huir de nuestra propia persona, ya que no podría haber un encuentro sano y recíproco.

De otra manera nos daríamos cuenta que no hay de autenticidad en la relación, sino solo un vacío, es solo en ese momento en que sentiremos desdicha y tristeza y caeremos en la noción que la relación es solo una farsa que se ha montado para mantenernos entretenidos, por eso es que debemos saber primero como es estar con nosotros mismos y aceptarnos y amarnos de una manera sana.

Editorial

El libro fue impreso por primera vez en el año 1957, en una forma de ensayo, para tratar el tema del amor y la psicología social, la editorial encargada de su impresión y promoción fue Editorial Harper, en Estados Unidos.

Su primera traducción al español se realizó en 1959 por Ediciones Paidós Ibérica de la ciudad de México, posteriormente sacó otra edición en el año 2000 y la encargada de hacer la traducción fue Noemí Rosenblatt. Otra novela que es muy importante en la literatura es El Conde de Montecristo.

Opiniones

El propio autor del libro establece que este no es un manual acerca del arte de amar. Es un libro que nos quiere demostrar que el amor en realidad es un sentimiento que no es fácil para los seres humanos. No se puede llegar a amarse a uno mismo hasta que no se experimenta el amor por los demás.

Erick Fromm jugó mucho con las palabras cuando se hacía referencia a términos masculinos en la obra, pero esas distinciones sirven de igual manera para los casos femeninos, ya que la obra es de uso para cualquier ser humano que lo necesite.

Para la mayor parte de la gente, creen que el amor es un sentimiento placentero, no obstante para Erich Fromm este es una arte el cual necesita conocerse y esforzarse para encontrarlo. Para muchos del amor no se puede aprender nada ya que lo consideran un problema, el ser amado y no poder amar, el tener que valorar diversos aspectos como el éxito, el poder, la riqueza, tener una apariencia física atractiva.

En fin son un montón de aspectos en lo que se puede mezclar el sexapil y la popularidad, el fácil amara, lo difícil es encontrar a quien amar. Se debe conocer cuando es una sensación inicial o enamoramiento y cuando en verdad estamos en presencia de un amor verdadero. El amor como cualquier arte necesita de aprendizaje tanto teórico como práctico.

Frases

Del libro podemos tomar infinidad de frases que nos pueden ser muy útiles para determinar cuál tipo de amor necesitamos, buscamos o podemos dar, entre ellas te podemos dejar las siguientes:

“Sin amor, la humanidad no tendría como existir un día más”

“La rareza del amor es ser tú mismo, sin dejar de ser dos”

“En el mundo de los objetos materiales, dar es el significado de ser rico, pero el rico no es que tiene mucho, sino el da mucho”

“Cuidar, responsabilidad, respeto y conocer son cosas que se encuentran dependientes entre ellas”

“No se debe dar con el fin de recibir, se da porque en si en una felicidad exquisita”

“El problema de tener conocimiento del hombre es semejante al problema de saber si se conoce a Dios”

“En tanto tenemos miedo de manera consciente en no ser amados, ese miedo real, es el de amar”

“Se sabe bastante que los pobres están en mejor condición de dar que los ricos”

“Dos personas se pueden enamorar si sienten que han encontrado lo mejor dentro del mercado”

“El amor es el poder que logra producir amor, la impotencia es la invalidez de producir ese amor”

“Todo aquello que hace que una persona sea atractiva dependerá de la moda de la época, del aspecto físico y del mental”

“Tener sexo sin sentir amor sirve solo para aliviar un vacío entre dos personas de manera momentánea”

“En el amor se pueden encontrar la incongruencia de que dos personas se conviertan en uno, pero en realidad continúan siendo dos”

“Toda la cultura se ha basado en el deseo de comprar y de tener un intercambio que se favorable”

“El amor es la inquietud activa de la vida y el poder crecer en lo que de verdad amamos”

“La necesidad más honda del ser humano es aquella que permita superar la separación y el poder abandonar la prisión de la propia soledad”

Resumen

Escrito en el año 1956 este libro describe toda la teoría del amor, y fue dividido en 4 capítulos. El libro hace diferenciación entre las diversas maneras de amar y en cómo hacer para encontrar el amor, cultivarlo y hacer que el mismo se desarrolle. Entre ellos está el amor maduro que significa la unión a riesgo de presentar la propia integridad o individualidad.

El amor es un poder de acción en los hombres, uno que logra romper cualquier obstáculo que separe a los seres humanos y logra que se unan a otros, el amor ayuda a superar lo sentimientos de soledad y separación.

El amor es una forma de preocuparse activamente por la vida y ayudar a crecer aquello que amamos. En el momento en que falte la preocupación deja de existir el amor. Su esencia es trabajar por lo que se quiere y ayudarlo a crecer. Tanto el amor como el trabajo son elementos que no pueden separar ya que todo lo que se ama se trabaja, y a la vez trabajamos por lo que amamos.

Otros aspectos que conlleva el amor aparte del cuidado y la preocupación es la responsabilidad, hoy día se confunde como el deber, algo que se nos impone desde fuera de nuestra mente y cuerpo. La verdadera responsabilidad, es algo que debe ser voluntario en el ser humano, debe constituir una respuesta a las necesidades, sean expresas o no de otro ser humano.

Este aspecto implicar estar listo y dispuesto a dar una respuesta. Una persona debe sentirse responsable no solo por sí mismo sino también por sus semejantes. Si hablamos de la responsabilidad de la madre e hijo esta responsabilidad responde primordialmente al cuidar sus necesidades físicas, pero en el amor de adultos se refiere a la responsabilidad de las necesidades psíquicas de la otra persona.

El aspecto de la responsabilidad puede traer como consecuencia si es usado incorrectamente, a la dominación y la posesión, y por eso debemos tomar en cuenta otro aspecto del amor: el respeto. El respeto no es tener miedo y ser sumiso, responde a la manera en que se puede ver a una persona o ser humano como es, como un individuo con necesidades únicas. El significado de este aspecto es la preocupación de que el otro ser humano pueda crecer y desarrollarse tal como es.

El respeto implica que no debe existir explotación. Ya que queremos que la persona que amamos pueda crecer y desarrollarse por sí misma, de la mejor manera que le parezca y no para prestarle un servicio a otra persona. Cuando se ama a otra persona, se debe sentir uno solo con ella, como es y no como yo necesito que sea no como un objeto que yo pueda usar.

El respeto solo se puede alcanzar cuando se logra hallar la independencia, cuando se puede caminar solo y sin ayudas, sin que exista dominación ni explotación de otra persona. El respeto solo existirá en base a la libertad nunca a la dominación del ser humano.

No se puede respetar a una persona sin tener conocimiento sobre ella, ya que la responsabilidad y el cuidad no podrían ver si no tuvieran como guía al conocimiento. El conocimiento tiene diferente niveles, y el que se refiere al amor no se debe detener en lo que está alrededor sino que debe llegar hasta el fondo. Esto solo se logra cuando puedo llevar mi preocupación por mí mismo y ver a la otra persona en sus propias condiciones.

Pero conocer a otro tiene otro aspecto cuando nos referimos al problema del amor. En ocasiones una necesidad básica se funde a la de la otra persona para poder traspasar de la prisión de la separación, vinculándose en un deseo íntimo que es conocer el secreto de la otra persona. En ocasiones conocemos a una persona y la amamos pero en el fondo no la conocemos.

Podemos conocer a nuestros semejantes y en el fondo no sabemos quiénes son. Mientras más buscamos en la profundidad de nuestros sentimientos o en el de los otros, más nos desviamos de querer encontrar el conocimiento.

Pero el deseo de conocer los secretos del alma de otros seres humanos no lo podemos dejar atrás. La crueldad de los seres humanos surge de esta motivación profunda el deseo de conocer el secreto de las cosas y de la vida, pero el otro camino para conocer los secretos de los seres humanos es a través del amor. Es con el amor que logramos entrar en otra persona, en la que la unión es la que nos permite satisfacer el deseo de conocerlo.

En este acto de unión de te conozco, me conozco a mí mismo y conozco a todos, a la vez no conozco nada. Pero logramos conocer solo desde el conocimiento de todo aquello que vive y le es posible a los hombres y no a través del pensamiento. La única manera de alcanzar un conocimiento es a través del acto de amar, el que trasciende el pensamiento y las palabras. Es la manera de sumergirse sin miedo a la experiencia de la unión.

No obstante, al conocer el pensamiento, sobre todo el psicológico es necesario para poder conocer el acto de amar. Debemos conocer a los otros seres humanos y a nosotros mismos de una manera objetiva para poder conocer la realidad, dejando de lado las ilusiones y las imágenes irracionales y deformadas de la otra persona. Cuando logramos conocer de manera objetiva al otro ser humano, podemos ver su esencia en el acto de amar.

El problema de conocer al hombre a veces viene ligado al problema de conocer a Dios, en occidente se cree que se puede conocer a Dios a través del pensamiento, por el contrario el misticismo renuncia a conocer a Dios por el pensamiento y es reemplazado en conocerlo a través de la experiencia de la unión con él.

Ya no es necesario conocer a Dios. Pero esta experiencia de la unión del hombre con Dios no es del todo irracional. Albert Schwetzer manifestaba que esto era la consecuencia del racionalismo, ya que se basaba en el conocimiento que tenemos de aquello que nos limita no solo de manera fundamental sino accidental de lo que conocemos.

La primera dificultad que encontramos a la hora de amar, según Fromm, se basa en todo aquello que consideramos falso y equivocado sobre el amor y que luego comenzamos a comparar con lo que pensamos que debería ser:

  • Se tiene la creencia que el amor lo podemos medir en lo que amamos y no en nuestra capacidad de amar.
  • Se tiene la creencia que el amor es un objeto, cuando en realidad es una facultad.

  • El amor no se mide en cómo ser amado sino en la capacidad que se tiene para amar.
  • Se tiene también la creencia que el amor se basa en un objeto y es una facultad.
  • Por lo general se confunde el amor con la fase inicial del enamoramiento.

Por eso en su teoría habla sobre la separatidad o la separación, que es el inicio de la conciencia de la propia individualidad, en donde percibimos que tenemos a nuestro alrededor, es a través de esta conciencia individual en donde se encuentra la explicación del mito del pecado original dentro del catolicismo y cristianismo y de donde surge la necesidad de amar de cada uno de nosotros.

La separación causa angustia en los seres humanos y por esto se divide el amor  de dos formas el amor como una solución inmadura en donde se haya la sumisión y el sadismo y la dominación como forma activa y el amor como una solución madura al conflicto existencial, en donde se puede estar unidos sin perder la individualidad.

Para Erich Fromm en la práctica, el amor no puede ser enseñado, los pasos para encontrar el amor solamente los pueden dar los mismos seres humanos, y esto requiere de una serie de requisitos muy importantes que son:

  • Disciplina: se debe practicar el arte del amor todos los días de la vida y de una manera consciente.
  • Concentración: todos los seres humanos deben concentrarse en un instrumento, entendiéndose este como la otra persona.
  • Paciencia: tomarse el tiempo necesario para poder aprender.
  • Preocupación: para poder dominar el arte se requiere el querer aprender.

Si quieres conocer otro género de novela puedes empezar por 100 años de Soledad de Gabriel García Márquez. También puedes ver este vídeo en donde se dan otros consejos sobre el arte de amar:

(Visited 6.939 times, 7 visits today)
Categorías Ensayo

Deja un comentario